Al ser una caricatura de los años noventa es común que nos encontremos que ciertas situaciones que ya no vemos en las series producidas en el tiempo presente.

La semana pasada TV Azteca anunció que Animaniacs y Pinky y Cerebro regresarían a la televisión abierta en México a través de Azteca 7 donde se transmiten de lunes a jueves a las 3:00 PM y de lunes a viernes a las 2:00 PM, respectivamente.

Este anuncio emocionó a los fans de estas series animadas, pero para sorpresa de muchos hubo un grupo de personas que comenzaron a lanzar críticas contra Animaniacs e incluso comenzaron a pedir su cancelación por considerarla inapropiada para niños.

Animaniacs llegó a la televisión en 1993, fue creada por Tom Ruegger y contó con casi cien episodios y cinco temporadas. Años atrás fue una caricatura muy popular entre los pequeños de la televisión mexicana, Yakko, Wakko y Dot se ganaron el cariño del público con sus locas aventuras y hasta el día de hoy tienen un lugar muy especial en los corazones del público. Los hermanos Warner eran traviesos y a menudo sus actos se salían de control, provocando grandes problemas en el estudio, situación que impulsó su encierro en el famoso tanque de agua con el logo de la marca… claro que esto no fue realmente suficiente para detenerlos.

El regreso de Animaniacs a la televisión abierta no ha sido bien recibido por algunos televidentes, en especial entre aquellos que pertenecen a la generación Z o Centennials. A través de redes sociales, un pequeño grupo se levantó en contra de la animación por algunos chistes que están siendo considerados como poco apropiados para la época. 

La famosa animación noventera de Warner Bros. está siendo condenada en redes sociales por no ajustarse a los valores de hoy

Al ser una caricatura de los años noventa es común que nos encontremos que ciertas situaciones que ya no vemos en las series producidas en el tiempo presente.

Desde entonces #Animaniacs se ha mantenido entre las tendencias de Twitter donde ha estado generando todo un debate, ya que mientras que algunos señalan que la caricatura tiene contenido en doble sentido y situaciones no aptas para los más pequeños, otros lamentan las críticas y señalan que es increíble que haya gente que se indigna por esta serie animada.

Carlos Martínez

Licenciado en Diseño Gráfico, egresado de la Escuela de Artes Plásticas de la UAdeC. Especialista en periodismo en tiempo real y temas virales. En diseño editorial, ha realizado proyectos de revistas culturales y educativas. Con 12 años de experiencia en medios digitales, actualmente es editor web en Vanguardia MX.