Internet
Quin le había pedido a su nueva pareja que la acompañara a la comisaría a denunciar la violencia de su ex marido. Pero no pudieron entrar

Pekín.- Se habían divorciado un año atrás, pero aún vivían en la misma casa, en la ciudad de Tianchang, provincia de Anhui. La noche del 27 de septiembre, Zhang llegó fuera de sí. A pesar de que ya casi no cruzaban palabra, fue a buscar directamente a Quin.

Primero fueron gritos y acusaciones. Se había enterado de que estaba saliendo con otro hombre, Min, y no podía tolerarlo. Con el correr de los minutos, se fue poniendo más violento.

La golpeó sin piedad y amenazó con cortarle la garganta con un cuchillo. Pero, según informa la agencia Sina, su madre, que estaba en la casa, logró disuadirlo.

A la mañana siguiente, Quin estaba decidida a denunciar a su ex marido. Le pidió a Min que la acompañara a la comisaría.

Zhang, que los había seguido hasta el lugar, esperó que se bajaran del taxi y, cuando estaban a punto de atravesar el portón para ingresar al destacamento policial, los atropelló. Ella quedó tirada a un costado, pero a Min lo trasladó varios metros sobre el capó, hasta que lo terminó arrollando.

Video con contenido FUERTE, se recomienda discreción

El agresor no estaba satisfecho. Se bajó del auto y empezó a pisarle la cabeza al amante de su ex. Luego, corrió hasta ella y repitió la acción: la pisoteó salvajemente. Los policías que estaban a metros ni se movieron para impedirlo.

Min murió a las pocas horas, pero Quin sobrevivió. Está recuperándose en el hospital.