Foto: Especial
La cadena de exhibición fílmica de Grupo México se mantendrá “en pausa” hasta que se reanuden estrenos y pueda operar con menos restricciones

El confinamiento provocado por la pandemia, la falta de estrenos cinematográficos y la casi nula asistencia a las salas empujan a la industria de exhibición fílmica a apagar sus proyectores por tiempo indefinido.

Desde ayer, Cinemex cerró 145 unidades fuera del área metropolitana de Ciudad de México “hasta que se reanuden los estrenos y las operaciones con restricciones severas se mantengan”, según información de Bloomberg.

La cadena “trabaja con bancos como Bilbao Vizcaya Argentaria, HSBC Holdings, Banco Santander y Bank of Nova Scotia para reestructurar 230 millones de dólares en deuda”.

Además podría haber demandas en curso por temas de incumplimiento de pago de sus obligaciones como deuda en bancos, arrendamientos de propiedades, entre otros.

Cinemex es propiedad de la familia del empresario Germán Larrea, tercer hombre más rico del país con una fortuna calculada en 11 mil millones de dólares, según Forbes, la mayor parte proveniente de Grupo México y sigue con el control de la ferroviaria de carga Kansas City Southern.

Recientemente Grupo México, en consorcio con Acciona, se adjudicó la construcción del tramo 5 del Tren Maya, entre Playa del Carmen y Tulum, un proyecto valorado en 17 mil 815 millones de pesos.

Cinemex solo informó hasta ayer del cierre en redes sociales, pero desde hace días se esperaba esta decisión, pues su página web dejó de vender boletos, incluso en zonas donde el semáforo sanitario le permite operar. por lo que en redes sociales se especuló sobre su posible quiebra.

Consultado por MILENIO, Carlos Olvera, especialista en reestructuras de Santamarina y Steta, dijo que si Cinemex presenta un concurso mercantil deberá probar que no puede cumplir con 30 por ciento de obligaciones o que el total de sus activos pagarían 80 por ciento de sus deudas y aseguró en abril de 2020 la firma inició un proceso de Capítulo 11 para su Holding en EU, por una operación fallida con la firma Star Cinema.

Según la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) en 2020 los ingresos de las salas bajaron 80 por ciento. Por ahora han reabierto 44.7 por ciento de las salas, con baja afluencia.

Por el momento Cinemex no se ha declarado en quiebra. En Puebla, al menos 760 trabajadores de la cadena causaron baja temporal desde ayer, dijo a MILENIO el secretario general de la sección 28 del Sindicato de la Industria Cinematográfica, Víctor Alejandro Saavedra Ramírez.

Saavedra tuvo una reunión con la cadena, donde informaron que las salas cerrarán hasta que la distribución de películas se regularice, a finales de marzo o principios de abril. Solo dejará personal de mantenimiento, 20 por ciento de los casi 950 empleados locales. “A nadie despiden”, pero solo quien labore cobrará, dijo.

En Morelia, la cadena cerró el 6 de febrero. En la Laguna, ayer aún operaban complejos con menos de 10 empleados, ahí el gerente regional, dijo que serán 14 mil trabajadores los afectados en el país.

En un comunicado, Cinépolis informó que mantendrá, por el momento, sus salas abiertas donde puede hacerlo.