Blas José Flores Dávila, secretario de Finanzas de la Universidad Autónoma de Coahuila / Foto: Vanguardia
Si el secretario no comparece el 22 de enero "se tendrán por ciertos los hechos que se le imputan"

El titular de la Secretaría de Finanzas del Estado de Coahuila, Blas José Flores Dávila, fue citado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) el 22 de enero para declarar sobre un supuesto desvío de nueve millones 52 mil pesos.

Se detectó que en 2013, un desvío de fondos de un subsidio federal etiquetado para fines docentes académicos y de investigación, esto cuando se desempeñaba como tesorero de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC)

De acuerdo a un artículo del diario Reforma, este dinero fue utilizado para "pagar eventos, actividades empresariales y equipos deportivos, entre otros".

"La ASF notificó el citatorio a Flores Dávila por edicto, y si no comparece “sin causa justa, se tendrán por ciertos los hechos que se le imputan y por precluido su derecho para ofrecer pruebas y formular alegatos y se resolverá con los elementos que obren en el expediente”, cita la publicación de Víctor Fuentes. 

Oscar Martínez Hernández, director General de Responsabilidades de la ASF señala que celebrada la audiencia, en la que Flores tiene derecho a defenderse, la auditoría tendrá 90 días para resolver si finca en definitiva la responsabilidad resarcitoria y el monto final, según el citatorio respectivo. 

Blas José Flores Dávila, dejó el pasado mes su cargo en la Universidad para integrarse al gabinete de Miguel Ángel Riquelme.

El ex rector rindió protesta como secretario de Finanzas de Coahuila el pasado 2 de diciembre.

Con información de Reforma 

Archivo

Secretario de Finanzas responde: ‘Solventé observaciones’

El Secretario de Finanzas del Estado, Blas Flores Dávila, aseguró que los recursos observados fueron debidamente aplicados, según se dio a conocer en su momento a la Auditoría Superior del Estado.

El exrector de la Universidad Autónoma de Coahuila informó que el procedimiento que se señala en la noticia de circulación nacional, se trató de un procedimiento que inició en el año 2014, derivado del ejercicio de recursos federales correspondientes al convenio de Apoyo Financiero del año 2013.

El texto con la firma del titular de Finanzas da a conocer que se dio respuesta tanto a la Secretaría de Educación Pública Federal como a la Auditoría Superior de la Federación, estableciendo que los recursos observados fueron debidamente aplicados en los conceptos para los que estuvieron programados y no hubo incumplimiento a las cláusulas del convenio en referencia.

Blas Flores, ahora funcionario estatal y titular de la Secretaría de Finanzas en el Estado, fue requerido por la ASF para responder a un desvío de fondos en el año 2013, presupuesto etiquetado para fines docentes académicos y de investigación que fueron destinados para pagar eventos, actividades empresariales y equipos deportivos.

Un diario de circulación nacional informó que se busca que Flores pague 9 millones 52 mil pesos por daño al erario federal; el Secretario de Finanzas fue notificado de la comparecencia por edicto, es decir, no pudo ser localizado en su domicilio.

Con esta misiva respondió Blas Flores Dávila

Con relación a la nota difundida el día de hoy a través de la Agencia Reforma y en el que se hace mención a mi persona y a un procedimiento de la Auditoría Superior de la Federación relacionado con mi desempeño como Coordinador General de la Tesorería de la Universidad Autónoma de Coahuila, deseo hacer las siguientes puntualizaciones:

1.- Este procedimiento inició en el año 2014 y se deriva del ejercicio de recursos federales, correspondientes al convenio de Apoyo Financiero del año 2013. 

2.- En su momento se dio respuesta, -sustentada en los documentos respectivos-, tanto a la Secretaría de Educación Pública Federal como a la Auditoría Superior de la Federación. En la misma documentación se establece que los recursos observados fueron debidamente aplicados en los conceptos para los que eran destinados y que no hubo ningún incumplimiento de las cláusulas del convenio en referencia.

3.- Relacionado con este caso, en marzo de 2015, la Tesorería de la Universidad Autónoma de Coahuila recibió el Oficio No. 219/15- 0529, firmado por el Doctor Salvador Malo Alvarez, Director General de Educación Superior Universitaria de la Secretaría de Educación Pública Federal, en el que señala que la Dirección General de Educación Superior Universitaria “no objeta los gastos realizados por estos conceptos”.

4.- El próximo 22 de enero acudiré ante la Auditoría Superior de la Federación a presentar una vez más la documentación que avala la adecuada aplicación de los recursos, en la confianza de que no hubo ninguna falta a las reglas de operación así como de que concluiremos con este procedimiento de observación. 

5.- -Para su servidor, fue un privilegio desempeñarme como Tesorero de la Universidad Autónoma de Coahuila. Los recursos que estuvieron bajo mi responsabilidad fueron manejados siempre con transparencia y eficiencia.

Atentamente  

Blas José Flores Dávila