Lluvias. El agua dejó convertidas en basurero las calles de la colonia Mirasierra Segundo Sector. | Foto: JESÚS PEÑA
Decenas de habitantes de colonias del oriente de la ciudad lloran la pérdida de sus casas hechas de madera y cartón

Qué impotencia sintió doña Celia Delgado Camacho, de 73 años, cuando vio cómo el agua de la lluvia que cayó durante todo el domingo se colaba por abajo y por arriba de su tejabán de tablitas.

Las camas se le mojaron, y se le mojaron todos sus muebles, la ropa y las cobijas también.

En pocas palabras, su tejabán de tablitas se anegó del agua y del lodo que bajó furiosa por los arroyos como efecto de los remanentes del huracán Hanna.

“El tejabán ya no sirve, está todo roto, todo remojado, hubo mucha agua y sabe Dios todavía. No vamos a estar a gusto hasta que le echen un hule o no sé qué. Eso es de nosotros, el tejabán es todo lo que tenemos”, detalló doña Celia.

Ayer por la mañana ella, junto con otros 50 vecinos provenientes de las colonias Mirasierra Segundo Sector, Morelos Quinto Sector, Las Isabeles y Las Margaritas, se manifestaron en la Presidencia Municipal para pedir al alcalde Manolo Jiménez les apoye con hules, lonas, láminas, lo que sea, para proteger sus chamizos, ante la inminente llegada de más lluvias.

Humedad. La lluvia del pasado domingo dejó inservibles los techos de decenas de viviendas. | Foto: JESÚS PEÑA

Solicitaron además el envío de maquinaria para que limpie de basura y fango los afluentes y calles sin pavimentar que atraviesan por estos sectores, algunos de ellos irregulares.

Las aguas que bajaron con gran velocidad y estrépito el pasado 26 de julio arrasaron también con los baños de algunas chozas en colonias como Las Isabeles.

“Necesitamos que Manolo Jiménez vaya, que nos ayude, que nos apoye. Que no nos olvide, así como no nos olvidó pa las votaciones, que ora también vaya casa por casa, colonia por colonia, que nos eche la mano porque necesitamos ayuda urgente”, dijo María de la Luz Uribe, una de las afectadas.  

En un recorrido realizado por VANGUARDIA en la colonia Morelos Quinto Sector, se pudo constatar el daño que sufrió la mayoría de los tejabanes, que durante la escasa lluvia de ayer todavía presentaban goteras, marcas de humedad y barro en su interior.

Afectación. El agua ingresó a las casas mojando muebles, ropa y todo lo que halló a su paso. | Foto: JESÚS PEÑA

“Todos estamos afectados y ya vienen los huracanes más fuertes. Que nos apoyen, los necesitamos demasiado, que el Alcalde no nos olvide y tampoco nos vamos a olvidar a él cuando sean las votaciones”, declaró Teresita Peña, habitante de Las Isabeles.

Las víctimas de Hanna revelaron que una de las zonas más perjudicadas por el desbordamiento de arroyos fue la calle Siete en Miarasierra Segundo Sector, sobre la que se formó un taponamiento de cieno y basura que pone en riesgo de una inundación mayor a los jacales.

“Si nos pueden apoyar con una máquina para limpiar bien y tapar para que el agua se desvíe hacia el arroyo, como van a continuar las lluvias pos corremos el riesgo de inundarnos. Nos urge la máquina, es una prioridad para hoy, no podemos esperar para mañana. Le pedimos al Alcalde que vaya y cheque dónde estamos viviendo”, dijo Nely Maldonado, moradora de esta colonia.

Colonias afectadas:
Mirasierra Segundo Sector.
Morelos Quinto Sector.
Las Isabeles.
Las Margaritas.