Luis Salcedo
El exreportero de espectáculos ofreció una conferencia a adolescentes y adultos en la Parroquia de Santa María Reina de los Apóstoles.

 “La homosexualidad es una trampototota”, esa fue una de las muchas frases que el exreportero de espectáculos, Mauricio Clark, utilizó en su conferencia “¿Cómo me convertí en un adicto a las drogas, al sexo y la pornografía? Sí hay solución” en el marco de la trilogía de conferencias “No te confundas…” de la Parroquia de Santa María Reina de los Apóstoles en Saltillo.

Ante más de 250 personas conformadas por jóvenes y adultos, el comunicólogo pidió múltiples disculpas porque en el pasado trabajó para la industria de los medios de comunicación, quienes según él solo buscan crear fanatismo y consumismo desmedido.

También pidió perdón a figuras del espectáculo como Emmanuel, Yuri y Alexander Acha, pues antes de convertirse en cristiano, se burlaba de ellos por sus creencias.

Sin miramientos, Mauricio mostró su descontento con la ideología de género y el feminismo en la actualidad. “¿O sea que si yo me identifico como una vaca? ¿Ya no pago impuestos y ya?” y “No hagan menos a los hombres, ni anden enseñando las ‘chichis’”, fueron algunos de sus ejemplos.

Se pronunció además en contra de productos televisivos como “Mi marido tiene más familia” de Televisa, ya que en dicha teleserie se cuenta la historia de una pareja de jóvenes homosexuales, denominados “ArisTemo”, conformada por los actores Emilio Osorio y Joaquín Bondoni, quienes se encuentran de gira con una obra teatral que rompe paradigmas.

Clark compartió fotografías privadas de cuando sufrió una de sus ocho sobredosis, además de confesar que estuvo seis veces en rehabilitación y que cuenta con un soplo en el corazón y un infarto en su historial médico. 

“El mundo homosexual te va enredando, abundan las orgías, la promiscuidad y las adicciones”, puntualizó.

En redes usuarios reprobaron la visita, pues aseguran que solo refuerza estereotipos y no tiene preparación como conferencista.

“Que pena que arruinen lo ganado como parroquia al invitar a personajes como Mauricio Clark. Por favor rectifiquen aún es tiempo, pregúntenle al obispo Vera qué opina, también a psicólogos, sexólogos y psiquiatras especialistas del tema qué va a impartir este sujeto, lejos de ayudar confunde y distorsiona. Un verdadero peligro darle voz a este pseudoconferencista”.