Ahí se detectó que se estaban pasando por alto las medidas para prevenir el riesgo de contagios por COVID-19, autoridades estatales procedieron a la clausura del Salón Millennium, sede del acto masivo de campaña con más de 450 asistentes. SANDRA GÓMEZ
Una llamada anónima alertó a las autoridades estatales de que se estaban violando los lineamientos de sana distancia, y se detectaron personas sin cubrebocas, por lo que se realizó un operativo de inspección y desalojo del salón de eventos

Torreón. - Por no respetar las medidas sanitarias para prevenir el riesgo de contagios de COVID, vigentes en Coahuila, autoridades de sanitarias y de Protección Civil del estado, clausuraron un salón de eventos en el que el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo sostenía un mitin con más de 450 participantes, inclusive niños, en un espacio cerrado.

En el evento masivo, en el que se buscaba el apoyo para promover al candidato sustituto de ese partido a la alcaldía de Torreón, Luis Fernando Salazar  Woolfock     padre del defenestrado candidato Luis Fernando Salazar Fernández, participaba el líder nacional y los candidatos a diputados federales Antonio Attolini Murra, y otros  candidatos de los distritos de la región lagunera.

Una llamada anónima alertó a las autoridades estatales de que se estaban violando los lineamientos de sana distancia, y se detectaron personas sin cubrebocas, por lo que se realizó un operativo de inspección y desalojo del salón de eventos.

Ahí se detectó que se estaban pasando por alto las medidas para prevenir el riesgo de contagios por COVID-19, autoridades estatales procedieron a la clausura del Salón Millennium, sede del acto masivo de campaña con más de 450 asistentes, encabezado este jueves por el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo en el municipio de Torreón.

En la inspección, se detectó que el centro social operaba sin filtro sanitario, informó el coordinador operativo de Control de Padrones de la Secretaría de Finanzas, Luis Morales Cortés.

Así mismo, se detectaron mesas con más de 10 comensales, además de que se observaron casos de personas que no portaban cubrebocas, y que el lugar no contaba con los dispensadores de gel antibacterial.

Como parte de la revisión, se solicitaron los permisos correspondientes al administrador del salón, con lo que se puso en evidencia que se encontraba operando sin licencia de funcionamiento.

Por lo anterior, el lugar recibió sanciones por parte de las secretarías de Salud y de Finanzas del Estado de Coahuila y se procedió al desalojo inmediato de los asistentes incluyendo al líder nacional de Morena y sus candidatos.

El local fue clausurado.