Foto: Archivo
Ambos funcionarios defendieron las tareas que realizan dichos órganos y abogaron por un diálogo sano con el gobierno federal

Ciudad de México. Los órganos autónomos no están en contra del gobierno, por el contrario, existen pruebas suficientes de acompañamiento, de convenios y de trabajo conjunto, incluso con el actual gobierno, señalaron los presidentes del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Entrevistados de manera conjunta sobre las múltiples divergencias que el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido desde el inicio de su administración con los órganos autónomos, ambos funcionarios defendieron las tareas que realizan dichos órganos y abogaron por un diálogo sano con el gobierno federal.

“Lo que nos toca, todos los días, en un proceso de diálogo y de retroalimentación, es ir fortaleciendo las instituciones, las políticas públicas; creo que es muy importante lo que mencionaba el presidente de la CNDH: los órganos autónomos no somos órganos que estamos en contra del gobierno, al contrario, hay pruebas de acompañamiento, de convenios, de trabajo conjunto con el actual gobierno”, dijo Lorenzo Córdova al término de la inauguración del foro “Igualdad de género y no discriminación”, realizado en el INE.

Además, indicó que en cada uno en el ámbito de su competencia, en el caso del INE en el tema electoral, “se trabaja para que al gobierno le vaya bien y que le vaya bien al gobierno significa que tengamos políticas más incluyentes, políticas más respetuosas de los derechos, y eso se construye a partir de un diálogo que tiene que ser tan intenso como sea necesario, pero ojalá tan productivo para la consolidación democrática, como sea posible”.

Córdova señaló que este 1 de julio, a un año de “las elecciones más grandes y más libres” que ha organizado el país, es un día de celebración, pues se realizaron sin contratiempos. “Nuestro problema no son tanto las reglas y los procedimientos, pues se han hecho bien. Nuestro problema es más bien, cómo hacemos, de la mexicana, una sociedad más respetuosa de la diversidad, más garantista de todos los que vivimos en el país”.

Por su parte, el ombudsperson invitó a trascender cualquier indicio o sesgo de polarización. “Que se entienda que los órganos autónomos cumplimos una atribución constitucional, un mandato, que no nos salimos de ese mandato, y creo que debe interiorizarse y profundizarse en la naturaleza de los órganos que representamos.

“Creo que falta profundizar en la pedagogía del entendimiento de lo que somos; entendiendo esa pedagogía, creo que podemos caminar de mejor manera en una relación armoniosa, firme, en una relación donde acompañemos, pero también señalemos, en el caso de la CNDH, cuando observemos que no se cumplen los estándares en derechos humanos”, dijo González Pérez.