Gobernador. Miguel Ángel Riquelme. / Archivo
El Mandatario recordó que cancelar la aplicación del fracking, implica dejar de aplicar una inversión de más de 600 millones de dólares en la entidad

Al reconocer la polémica que ha generado la técnica del fracking para la extracción del gas shale, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís consideró que en Coahuila se ha trabajado para poder generar un impacto mucho menor del que se dice que provoca, además de que en el norte del Estado hay suficiente agua tratada para aplicar esta técnica.

 

El Mandatario recordó que cancelar la aplicación del fracking, implica dejar de aplicar una inversión de más de 600 millones de dólares en la entidad, y no extraer más de 115 millones de pies cúbicos de gas.

“Por ello es necesario platicar con el nuevo Gobierno”, dijo.