Especial
Coahuila decidirá hoy si firmará la adhesión al Instituto Nacional de la Salud y el Bienestar (Insabi) que beneficiaría a más de 700 mil pacientes que estaban afiliados al Seguro Popular

Tras días de polémica, confusión, malentendidos, desinformación y críticas hacia el Gobierno Federal, Coahuila decidirá hoy si firmará la adhesión al Instituto Nacional de la Salud y el Bienestar (Insabi) que beneficiaría a más de 700 mil pacientes que estaban afiliados al Seguro Popular.

Lo anterior indica que no todos los gobernadores del PRI han aceptado la adhesión, como trascendió a nivel nacional. De acuerdo con declaraciones del Gobernador, Miguel Riquelme, ayer por la tarde el secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal, sostendría otra reunión a nivel federal para concluir las negociaciones para firmar alguna de las dos opciones que el gobierno federal ofreció a la entidad.

La federación otorgó dos semanas al equipo jurídico para revisar las dos opciones y tomar la decisión de cuál firmaría.

 

La adhesión al Insabi implica poder acceder a 400 millones de pesos de un fondo para gastos catastróficos y el manejo de los hospitales estatales por parte de la federación.

“El doctor Bernal tendrá una reunión con el titular con el Insabi y mañana (hoy) esperaremos si se adhiere o no. Hoy terminamos de poner todo en la mesa de negociaciones. Coahuila no tiene inconveniente siempre y cuando sea tomado en cuenta todo el sistema de Salud”, sostuvo el Gobernador.

Y agregó: “No vamos a firmar un convenio en donde sólo entre una parte en la atención de Salud y la otra se me quede a mí con recursos propios. No es factible. Tenemos que definir varias cosas”.

Señaló que también se tomará en cuenta la operación el Hospital Oncológico y el Materno Infantil.