Juan Manuel Riojas Martínez, el “Padre Meño” / Foto: Vanguardia
Riojas Martínez dijo que la primera sentencia estuvo fundamentada en mentiras

Tras agotar una audiencia de segunda instancia, un Tribunal de Apelación confirmó la sentencia contra Juan Manuel Riojas Martínez, y comprobó la comisión de los delitos de violación calificada y violación en grado de tentativa, con la misma pena de 13 años de cárcel.

La audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal de Saltillo, tuvo la oportunidad de desahogar las inconformidades que presentaron las partes defensoras tanto de la víctima como del acusado, Juan Manuel Riojas, luego de siete meses de haber sido encontrado como culpable por un Tribunal de Juicio Oral en Piedras Negras.

En el desahogo de la sentencia, el defensor de Riojas Martínez manifestó que para la sentencia condenatoria, no se mostró una prueba documental que indicara la comisión del delito, y argumentó que el señalamiento fue sustentado por el dicho únicamente de la víctima, y de otra serie de testigos en los que manifestó hubo incongruencias.

Sin embargo, el Tribunal encabezado por la juez Griselda Elizalde, manifestó que el cauce de las pruebas psicológicas presentadas, los dichos de los testigos que desfilaron en el caso para aportar su versión y la propia denuncia de la víctima Javier Calzada tuvieron lógica para permitir el señalamiento por el que posteriormente se declaró al “Padre Meño” como culpable.

Por primera vez en una audiencia pública, Juan Manuel Riojas, quien fuera el rector del Seminario Menor en 2015, cuando tuvieron incidencia los hechos señalados, manifestando sentirse agraviado a lo largo del procedimiento legal que ha enfrentado en los dos años en los que ha permanecido interno en el Cereso de Piedras Negras.

“Me siento muy agraviado con la primera sentencia. Estuvo fundamentada en mentiras. Si accedí a ella de porque considero que existe la justicia”, manifestó el exsacerdote con la voz entrecortada. 

Por otro lado, tanto el ministerio público, como los abogados de la víctima, habían interpuesto también un recurso que se resolvió en la misma audiencia, para que los dos delitos de los que se encontró culpable al sentenciado, fueran impuestos con una pena individual, por lo que esto provocaría que los 13 años aumentaran hasta un doble.

Sin embargo, el Tribunal por unanimidad falló a favor de que tanto la sentencia como la condena queden intáctas a como se habían impuesto en mayo del 2019, cuando el caso fue resuelto por segunda vez en un juicio oral.

En ese sentido, Carlos Flores,la defensa del padre, manifestó que en lo próximo prepararán una apelación de lo que pronunció el Tribunal, y agregó, que este recurso ahora será analizado por una autoridad judicial a nivel federal, pues en la Entidad, ya se han agotado todas las instancias.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza