La alerta que representan los datos de WAQI sobre la pésima calidad del aire en Monclova tendrían que generar una respuesta inmediata por parte de las autoridades estatales y municipales de Coahuila

 

De acuerdo con el World Air Quality Index (WAQI), una iniciativa mundial que proporciona información en tiempo real sobre la calidad del aire gracias a los datos recolectados en más de 10 mil estaciones de monitoreo en el mundo, los ciudadanos de Monclova estuvieron expuestos, en algunos momentos del día de ayer, al peor aire de todo el planeta.

La “Capital del Acero” estuvo a lo largo del día “compitiendo” con ciudades de las que solemos escuchar justamente por los graves problemas de contaminación que padecen y que se localizan en China, la India, Turquía o Sudáfrica.

El dato suena extraño porque estamos acostumbrados a pensar que lugares como la Ciudad de México, Monterrey e incluso Saltillo tendrían peores problemas de contaminación atmosférica que Monclova, pero la información proviene de una estación de monitoreo que es operada por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

Y a menos que se diga en las próximas horas que el equipo “se averió” o que alguno de sus censores “enloqueció“, no existiría razón para poner en duda, en un primer momento, la información que se ha hecho pública a través de la página web del WAQI.

Más allá de la posibilidad de que se emitan aclaraciones oficiales, los datos que proporciona el citado índice deben preocuparnos a todos. ¿Por qué? Porque estamos hablando del aire que estamos obligados a respirar todos los días y que, al estar contaminado en el grado en que se encuentra, pone en riesgo nuestra salud.

Por otra parte, a todos debería preocuparnos la calidad del aire porque es una buena idea ocuparse del asunto ahora, cuando aún podemos hacer mucho para detener el deterioro del medio ambiente.

Si no reaccionamos ahora, en poco tiempo estaremos sufriendo “el síndrome de la rana hervida”, según el cual uno se va adaptando paulatinamente a los cambios del entorno y esto le vuelve incapaz de percibir el peligro hasta que ya es demasiado tarde.

La alerta que representan los datos de la pésima calidad del aire en Monclova tendrían que generar una respuesta inmediata por parte de las autoridades estatales y municipales de Coahuila, a fin de no sumar nuestras ciudades a la preocupante lista de concentraciones urbanas donde el aire contaminado está generando millones de muertes al año.

De acuerdo con estudios recientes, la contaminación atmosférica sería responsable de más muertes humanas que el tabaco. El dato tendría necesariamente que llevarnos a declararle al aire contaminado una guerra tan feroz como la que le hemos lanzado a los cigarrillos.

No estamos hablando de mitos ni de leyendas urbanas, sino de una realidad puntual que nos involucra a todos: el aire que respiramos es cada vez de peor calidad y al paso que vamos terminaremos todos viéndonos en la necesidad de adquirir una máscara para poder salir a la calle a realizar nuestras actividades cotidianas.