Especial
En la entidad hay 22 mil 990 casos de empleados en riesgos de trabajo, donde se ocupa el octavo lugar, y de ese total, el 28.3 por ciento terminaron con una incapacidad permanente, siendo seis mil 504 en su totalidad; con ello, la entidad ocupa el lugar uno a nivel nacional

Coahuila lidera a nivel nacional en enfermedades e incapacidades producto de los trabajos en la minería, denunció ayer la organización de Familiares de Pasta de Conchos citando datos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En la entidad hay 22 mil 990 casos de empleados en riesgos de trabajo, donde se ocupa el octavo lugar, y de ese total, el 28.3 por ciento terminaron con una incapacidad permanente, siendo seis mil 504 en su totalidad; con ello, la entidad ocupa el lugar uno a nivel nacional.

En términos de minería, la organización detalla que existen otras entidades donde se reportan serios problemas en la salud de los trabajadores; sin embargo, la diferencia en los registros con otros estados mineros, son “abismales”.

“En todos los estados mineros Chihuahua, Zacatecas o San Luis Potosí, existen registros de neumoconiosis, que tiene su origen en la inhalación de sustancias minerales como polvo de carbón mineral, grafito, fierro, o vegetales como polen o café. Sin embargo, en Coahuila la diferencia es abismal”, detalla la organización.

 

En los registros del IMSS, Coahuila contabilizó 887 casos de incapacidades permanentes por neumoconicosis, mientras que el segundo lugar Chihuahua, donde el IMSS atendió a 179 personas.

Asimismo, otra de las incapacidades permanentes detalladas fueron las de causas por hipoacuasias, con mil 441 casos, y después de las incidencias, Zacatecas ocupó el segundo lugar con 186 casos.

“La otra enfermedad que sale de las minas de carbón, es la hipoacusia o sordera por ruido. Nuevamente tenemos el primer lugar con mil 441 casos, seguidos por Zacatecas con 186. Es decir, hay una diferencia del 87.1 por ciento.

“Nuevamente podrán decir, los empresarios del carbón y el Gobierno de Coahuila que el ruido es inevitable, pero no dicen, que en la mayoría de las minas no se les entregan protectores auditivos adecuados”, expresa la organización.

En ese sentido, manifestó que dicha situación se abona dado que en los centros de trabajo, no se cuentan con las condiciones que prevengan afectaciones a la salud, cuestión que se ve reflejada en los altos números.