Subcomité de Salud Región Laguna | Foto: Sandra Gómez
El semáforo rojo que nos pusieron hace un par de semanas, dijo el gobernador Miguel Ángel Riquelme, no concuerda con la realidad hospitalaria que la entidad presenta

Torreón, Coahuila. – La ocupación hospitalaria en Coahuila lleva más de tres semanas en franca recuperación, por lo que seguramente saldremos pronto del semáforo epidemiológico rojo en que nos encontramos, informó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, en la reunión del Subcomité de Salud Región Laguna.

Ante la presencia de alcaldes, de directores de hospitales, Ejército Mexicano, Guardia Nacional, empresarios y representantes de los principales centros comerciales de la Comarca Lagunera, dio a conocer que Coahuila registra al día de hoy 58 mil 478 casos positivos de Covid-19 acumulados, así como 4 mil 846 lamentables defunciones.

El semáforo rojo que nos pusieron hace un par de semanas, dijo que no concuerda con la realidad hospitalaria que la entidad tiene, dado que las regiones Sureste y Laguna, que tienen el mayor número de población, se permanecen estables dentro de la positividad monitoreada para tomar decisiones.

De los 58 mil 478 casos positivos registrados a nivel estatal, la mayoría corresponden a La Laguna y a la región Sureste, con 19 mil y 13 mil casos respectivamente, siendo Torreón y Saltillo los municipios que reportan mayor cantidad de confirmados.

Torreón, municipio que aporta el mayor número de positivos, actualmente se encuentra en su fase más baja de hospitalización, con 200 camas ocupadas, un 34 por ciento del total disponibles.

La Región Sureste, con 13 mil 467 positivos, unos 12 mil de Saltillo y el resto de los demás municipios, tanto de Ramos Arizpe como Parras que van muy empatados en la aparición de casos positivos.

Asimismo, esta parte del Estado presenta una disminución importante en la ocupación hospitalaria, muy semejante a la de Torreón, con 216 camas ocupadas, a pesar de ser las regiones más grandes de la entidad, que representan más del 60 por ciento de la población como del volumen de camas disponibles para Covid-19.

OPERATIVOS

En la décima tercera semana del Operativo Cero Tolerancia, puesto en marcha cuando empezó el pico alto de la pandemia y que se tuvieron que implementar una serie de acciones para detener y disminuir los contagios, se continúa con las clausuras y la dispersión de fiestas de carácter social y privado.

El gobernador explicó que en una nueva modalidad, la gente sigue invitando a fiestas, sin el cuidado ni protocolos, pero además infringiendo el reglamento municipal, con la participación de menores de edad ingiriendo bebidas alcohólicas.

Ante ello, se aprobó la presencia de la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), para emprender acciones de manera preventiva, en virtud de que esta semana se registró la detención de menores fiestas clandestinas.

Lo que se pretende es cuidar a los menores con un protocolo más rígido para su detención y que los padres sepan lo que está pasando y los vayan a recoger, porque finalmente son ellos los que llegan a casa a contagiar a padres, abuelos y demás.

Algo que ha funcionado son los operativos Cero Tolerancia, en el que los municipios han tenido una destacada participación, sobresaliendo Torreón en un trabajo coordinado con las autoridades estatales, lo cual ha permitido inhibir una serie de reuniones que alteran la movilidad y que se convierten en contagios.