Reyes Flores Hurtado, delegado del Gobierno Federal. / Foto: Orlando Sifuentes
La aprehensión del exgobernador es el inicio para que las investigaciones tomen rumbo.

La detención del ex gobernador Jorge Torres López podría representar un efecto tipo dominó en el que podrían caer más involucrados en la llamada “megadeuda” de Coahuila, opinó Reyes Flores Hurtado.

El delegado del Gobierno Federal, al hablar del tema, señaló que la aprehensión del exgobernador es el inicio para que las investigaciones tomen rumbo.

 “Es el inicio de ver cómo la investigación de Texas toma rumbo y empiezan a caer otros actores, yo creo que éste es el inicio de un caminito que yo espero tenga un efecto dominó y caiga gente involucrada en este tema.

“Eso solamente lo saben los jueces de Texas, pero seguramente habrá otros nombres que irán cayendo. Puede estar en ese supuesto cualquiera que hubiera participado en el proceso de saqueo de Coahuila”, expresó.

Flores Hurtado consideró que Torres López representa un eslabón importante para que los coahuilenses tengan respuestas a un tema que desde hace tiempo se está exigiendo se transparente, que es la deuda de Coahuila, de las condiciones de cómo se obtuvo.

“Esta acción representa un compromiso de la Fiscalía General de la República del Gobierno Federal de poner un alto a la impunidad. Espero que Jorge Torres tenga la decisión de poner en la mesa de Fiscalía, en Texas esta historia oscura de Coahuila, cómo la operaron y hacia dónde fueron a parar los recursos.

“Hoy su detención da muestra de eso, de que se acabó la impunidad en este país y quien tenga que dar respuestas a la justicia, será requerido”, expresó.

El funcionario federal indicó que desde que Torres López anduvo por Saltillo, donde estuvo hospitalizado, fue público y nadie lo molestaba.

“Al margen de su nivel de vida y dónde estaba viviendo, Torres López había gozado en Coahuila de cierto nivel de protección”, aseguró.

Recalcó que el compromiso de Andrés Manuel López Obrador ante esta detención es, primero, poner un alto a la impunidad y que se acabe cualquier acción del Gobierno de proteger a cualquier actor por poderoso o influyente que sea y que haya incurrido en algún delito en México o en el extranjero.