Foto: AP
Se dijo que fue porque las empresas comienzan a tener cuotas de consumo de energía eléctrica de renovables, que están generando empleos en otras ramas y que van a requerir energía renovable y que no se va a tener.

Empresas como GM o Walmart que son grandes empleadores en México, están en riesgo para obtener energía limpia y cumplir con sus compromisos si se aprueba la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, señalaron especialistas. 

El experto en políticas y regulación energética, Severo López, explicó que las empresas comienzan a tener cuotas de consumo de energía eléctrica de renovables, que están generando empleos en otras ramas y que van a requerir energía renovable y que no se va a tener. 

Por su parte la analista independiente de temas energéticos, Rosanety Barrios, añadió que hay empresas que están siendo obligadas de manera importante a contar con un suministro de energía limpia, como General Motors que tiene una plata aquí en México y habrá que ver de dónde saca la energía verde para poder cumplir sus compromisos. 

"Cómo vamos a obtener empleo, si en México no se puede, se van a otro lado. El empleador más importante de México que es Walmart, es un usuario importante de plantas de generación eléctrica privadas, porque son más baratas y también tiene compromisos de utilización de energía verde para poder tener acceso al financiamiento", señaló. 

La especialista aseguró que se manda el mensaje al empleador formal, que aquí no van a poder continuar y aseguró que está iniciativa preferente, forma parte de la esencia y el corazón de los principios fundamentales del ejecutivo federal ha dicho durante 20 años y lo está implementando. 

Rosanety Barrios dijo en un panel titulado "Panorama de las renovables en México en 2021", que la transición energética es un elemento fundamental en la seguridad de cualquier país, y si existe una preocupación en este gobierno, es la dependencia del exterior con el sector energético.

 "Esto responde a uno de los principios fundamentales en los que el poder ejecutivo cree, lo ha dicho desde hace 20 años. No comparten el modelo de competencia en el sector energético", apuntó.