Préstamos personales se desplomaron19.5%; financiamiento para vivienda mantiene crecimiento. Foto: Tomada de Internet
Préstamos personales se desplomaron19.5%; financiamiento para vivienda mantiene crecimiento

En octubre el crédito vigente de la banca comercial al sector privado profundizó su caída y registró su tercer mes consecutivo de bajas.

En los agregados monetarios y actividad financiera para el décimo mes del año, el Banco de México (Banxico) reportó que la cartera vigente total registró un saldo de 4.71 billones de pesos,  esto es una caída anual de 2.5% real.

De los tres últimos meses en que el crédito ha registrado caídas, la de octubre ha sido la más pronunciada.

Fue el portafolio de consumo el que nuevamente registró la mayor contracción junto con el de empresas.

De acuerdo con el documento del Banxico, la cartera de consumo alcanzó un saldo de 980,400 millones de pesos, una caída de 10.9%; en septiembre la contracción fue de 10.0 por ciento.

Al interior de la cartera de consumo, los créditos personales se desplomaron 19.5% real anual con un saldo de 171,200 millones de pesos; mientras que en tarjeta de crédito la caída fue de 12.5% y su saldo de 360,900 millones. Los de nómina cayeron 6.4% con un saldo de 252,600 millones; y el financiamiento destinado a la adquisición de bienes de consumo duradero se contrajo 1.6% con un saldo de 163,400 millones.

En tanto, la cartera de empresas y personas físicas con actividad empresarial, mostró un saldo de 2.68 billones de pesos, una caída de 1.2% real anual.

El portafolio de vivienda, en contraparte, es el que hasta ahora sigue con comportamiento positivo. En octubre, alcanzó un saldo de 968,700 millones de pesos, un crecimiento real anual de 4.7 por ciento. En septiembre el aumento fue de 4.6 por ciento.

Riesgos, acotados

En su informe sobre Situación Banca, BBVA dijo que los efectos adversos de la recesión económica sobre el sistema bancario, al momento, se mantienen acotados a los terrenos de la rentabilidad y de la desaceleración de sus actividades de intermediación.

“Hacia adelante, particularmente ante el vencimiento de los programas de apoyo de las autoridades financieras, se espera un incremento en los incumplimientos de pago de las distintas categorías de crédito que, sin embargo, no pone en riesgo la estabilidad del sistema en su conjunto, pues la acumulación de provisiones en meses recientes y el incremento en su capital neto han contribuido a reforzar la solvencia y liquidez del sistema”, reconoció.