Fotos: Cortesía
Los efectos de la pandemia en la industria cinematográfica no solo se reflejan en la postergación o suspensión de algunos estrenos y filmaciones. Esta pandemia podría costarle a la meca del cine más de 120 mil puestos de trabajo, además de pérdidas por 20 mil millones de dólares

Si bien Netflix, Amazon Prime Video, StarzPlay, HBO y hasta Blim y Claro Video nos han ayudado a superar estos días de aislamiento por la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial por el COVID-19, la industria cinematográfica se encuentra en pausa, por ende, la meca del cine conocida como Hollywood vive su peor momento. Fue hace un par de meses que el coronavirus comenzó a ganar terreno, cerca de un millón de personas ya se encuentran contagiadas hasta este jueves, y por lo menos en México y Estados Unidos, el estado de emergencia continuará hasta finales de este mes.

Los grandes estudios de Hollywood no tardaron mucho en hacerle frente a la pandemia. Disney, por ejemplo, decidió posponer el estreno de “Mulan”, un largometraje de live action basado en el clásico de Walt Disney que aún no tiene fecha determinada; MGM y Universal hicieron lo propio con la última entrega de la saga de James Bond, “No Time to Die”, cuyo lanzamiento estaba previsto para principios de abril, pero ahora será -si el COVID-19 lo permite- para finales de noviembre, y la secuela de la cinta de terror “Un lugar en silencio”, que debía llegar a los cines el mes pasado, no lo hizo porque los ejecutivos de Paramount Pictures saben que dada la situación de salud pública generada por la vertiginosa expansión del virus de Wuhan, es imposible que su película recaude lo que la primera: 188 millones de dólares en Estados Unidos y 340 millones de dólares en todo el mundo.

PÉRDIDAS Y DESPIDOS

De acuerdo con un artículo publicado por The Hollywood Reporter, la meca del cine está prácticamente paralizada por este virus, ya que hay estrenos aplazados, salas de cine cerradas, premieres y eventos cancelados e innumerables rodajes suspendidos dentro y fuera de Estados Unidos que han generado una situación que acarreará pérdidas millonarias. Los expertos estiman, en el caso de Hollywood, que las pérdidas serán de unos 20 mil millones de dólares, convirtiéndose en una de las peores crisis económicas de la industria cinematográfica.

¿Cuándo será posible regresar a los cines? Después de muchas semanas de cuarentena y distanciamiento social, ¿estarán las personas ansiosas de codearse nuevamente cuando se levanten las restricciones?”.
David Sims, periodista de The Atlantic.

Pero esa no es la única crisis a la que se enfrenta el séptimo arte, ya que hay cientos de miles de trabajadores asociados de una u otra manera con la actividad cinematográfica, quienes se están viendo duramente golpeados por los recortes de personal. Según el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Entretenimiento en Estados Unidos (IATSE), alrededor de 120 mil trabajadores ya han perdido sus empleos en Hollywood como resultado de esta pandemia.

“En estos momentos miles de nuestros empleados en todos los sectores de la industria del entretenimiento están sufriendo grandes reveses financieros”, señaló Matthew D. Loeb, directivo del IATSE en declaraciones a The Hollywood Reporter en la que denuncia que los profesionales de la industria no deberían ser un daño colateral en la lucha contra el COVID-19.

ESPERAN UN ‘MEJOR’ VERANO

Si bien la primavera no dejó grandes ganancias para la industria cinematográfica, se espera que el segundo semestre del año sea mucho mejor. Aunque las salas de cine de todo el mundo siguen cerradas, y parece que será para largo, muchas distribuidoras tienen todas sus esperanzas puestas en el verano. Así lo demostró Warner Bros. con el estreno de “Wonder Woman 1984” -agendada para el 14 de agosto-. Pero muchos se siguen preguntando, ¿puede sobrevivir la industria del cine sin la temporada más importante en términos de recaudación?

“Cuando Sony eliminó las fechas de estreno de sus películas para verano, podríamos decir que se marcó el final de cualquier esperanza que pudiéramos albergar en una temporada habitual de estrenos de películas “, explicó Jeff Bock, analista. “Si por casualidad tenemos una vacuna en junio, entonces tal vez se salve este año, pero realmente no creo eso suceda”, afirmó a Variety de manera pesimista hace un par de semanas.

El verano es la época más rentable para Hollywood, dicha temporada que sustenta casi el 40 por ciento de los ingresos anuales de los grandes estudios. Entre mayo y agosto, las principales cadenas de cines disfrutan de su mayor afluencia de público, y es habitual que las productoras programen grandes películas para esas fechas. En ese marco de tiempo, de apenas cuatro meses, Hollywood es capaz de recaudar más de 5000 millones de dólares según análisis de Comscore.

En China poco a poco todo vuelve a la normalidad, recientemente comenzaron a abrir salas en algunas partes del país, pero se han visto obligadas a cerrarlas por temor a una segunda oleada de contagios de COVID-19, además los espectadores temen volver a reunirse en público, sea en una sala de cine o no. Ahora, con un cierre total o parcial de gran parte del mundo occidental, y con un modelo de consumo que puede verse afectado por la crisis económica que llegará después de esta crisis sanitaria, la situación será distinta, dicen por ahí que la industria del cine será otra, bueno, el mundo será otro.

MÉXICO TAMBIÉN TEME:

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica, Fernando de Fuentes, platicó con El Universal sobre el panorama que se vive en nuestro país. Él vislumbra que al levantarse la contingencia sanitaria, habrá que revisar la exhibición de filmes.

En México, de acuerdo con la Cámara, el año pasado se estrenaron 458 películas, es decir 38 al mes, en promedio. Si este año se tenían contempladas cifras similares, habría ya cuatro decenas de producciones que irían recorriéndose en fechas y quizá ya no salir a las salas.

“Lo que esperamos es que habrá mucho contenido por ahora, pero como se está dejando de producir cosas que seguramente hubieran ido al 2021, ya no se tendría lo mismo para después. Quizá haya que espaciar los estrenos, porque podría haber carencia de producto”, expresó.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.