Foto: Mayra Franco
Con una serie de murales ambientalistas, un grupo de particulares busca sensibilizar a la población sobre la importancia del cuidado de nuestro planeta.

Cuando los esfuerzos de particulares se unen a favor de la comunidad tienen doble valor, y encontrar a tres representantes de diferentes ámbitos trabajando por la cultura de la ecología es sorprendente.

Cada uno de ellos, preocupados por el destino al que parece estar condenado nuestro planeta, unieron sus talentos para trabajar en conjunto a favor de nuestra casa, la Tierra, mediante un popular medio: las pintas.

El trío que se encarga de ir paso a paso llevando esta consigna, está integrado por el ingeniero Felipe Blanco, el biólogo y fotógrafo Daniel Garza Tobón y el artista plástico Salvador Aldape quienes recorren la ciudad con un bote de pintura negra y un objetivo compartido: concientizar a los saltillenses sobre la importancia de cuidar nuestro planeta.

Aunque las ganas de llevar a cabo esta meta son muchas, hace falta más esfuerzo en común y allí es donde entra un ciudadano que ha logrado rescatar un pedacito de tierra en su propia colonia, se trata de Roberto García quien le solicitó a este singular trío interviniera con una pinta una de las paredes que limita el parque del fraccionamiento Valle Alto, al sur de Saltillo.

Las pintas que hace el artista Salvador Aldape ya pueden ser admiradas; están basadas en las fotografías naturalistas que toma Daniel Garza. Una de esas obras está en Musa de León y Los Valdés; otra, en el interior del Instituto Isaac Pitman y una más, precisamente en la plaza del fraccionamiento Valle Alto.

Los mensajes son claros: es necesario que la conciencia ecológica sea tomada en serio; que ningún esfuerzo por pequeño que parezca, sea ignorado y que si se trabaja en conjunto podemos, al menos en algo, ayudar a que el desastre ecológico vaya disminuyendo su ritmo.

Felipe Blanco se muestra muy preocupado por la forma tan vertiginosa en la que nuestro planeta está cobrando factura de nuestras acciones y cuyos efectos estamos ahora padeciendo: la sequía, las inundaciones, el sofocante calor, la extinción de especies, por mencionar algunos; sin embargo, también cree que no todo está perdido si hay personas dispuestas a apoyar este movimiento ambientalista.

Foto: Mayra Franco


Arte de líneas negras

Salvador Aldape con trazos rápidos y firmes de pintura negra, fue dándole forma a la cabeza de un venado, mientras explicaba a VANGUARDIA la importancia de la cultura ecológica y que sus pinturas no son un esfuerzo aislado, pues se tienen programadas pláticas que apoyen esta acción en escuelas o grupos de particulares interesados.

Roberto García desde su trinchera ciudadana, logró rescatar una "área verde" cercana a su casa, en realidad se trataba de un terreno que los mismos vecinos aprovechaban para tirar basura y escombro; pero el tesón de Roberto lo fue convirtiendo en un pequeño edén donde ahora hasta anidan muchos gorriones y las plantas van creciendo.

Los obstáculos a los que se han enfrentado son muchos, desde la indiferencia hasta la poca cultura ambiental que hay entre algunos pobladores, por eso están planeando acciones que sostengan el pensamiento ecológico detrás de las pintas, incluso mencionaron que están  por abrir un canal de denuncia, el objetivo es que cualquier ciudadano pueda manifestar de forma anónima si alguien comete una falta ecológica.

Si usted quiere participar con este grupo, puede hacerlo también desde su casa: no desperdiciar agua, energía eléctrica; no tirar los envases de alumnio en cualquier lugar, incluso sembrar un árbol o participar en una campaña para reforestación en la Sierra de Arteaga o una plaza cercana a su domicilio, como lo hizo Roberto García en el fraccionamiento Valle Alto.

También puede hacerlo llevándole al grupo pintura negra acrílica, brochas e incluso acompañarlos y llevarles agua cuando emprenden una nueva pinta. El maestro Aldape es muy estricto al mencionar el tipo de pintura: nada de aerosoles, nada  que dañe al ambiente, eso se llama coherencia.

Este equipo ambientalista invita a quienes tengan una pared disponible de una escuela, negocio o casa, le hagan llegar la solicitud a través de su página de Facebook y mediante la obra artística y las pláticas de Felipe Blanco y Daniel Tobón, la comunidad cercana tome conciencia de este urgente: salvar al planeta.

 

El dato

Si quieres cooperar con este grupo ecologista puedes:

> Ofrecer una barda para que sea intervenida.
> Llevarles pintura negra acrílica y brochas.
> Compañía, agua y un poco de ayuda

3  Murales ecológicos hay en la ciudad.

¿Dónde están?

> Blvr. Musa de León y Los Valdés
>Interior del Instituto Isaac Pitman
>Plaza pública del fraccionamiento Valle Alto


FACEBOOK

> Bellezas naturales de Coahuila y su conservación