Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
El principal problema es que hay "mucho" contubernio entre la delincuencia y las autoridades, dijo

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que, a pesar de que se han enviado elementos de la Guardia Nacional, no se ha podido pacificar Guanajuato "nos está costando mucho trabajo", pero acusó que el principal problema es que hay "mucho" contubernio entre la delincuencia y las autoridades.

"En el caso de Guanajuato vamos a seguir procurando pacificar el estado, nos ha costado mucho porque estaba, como en otras partes, ya muy arraigado el funcionamiento de los grupos de delincuentes y mucho contubernio con las autoridades. Ese es el principal problema, no se hubiese llegado a los extremos de violencia en Guanajuato si no se hubiese dado apoyo y protección desde los gobiernos.

"Yo sostengo que eso es lo que ha dificultado las cosas, porque se ha enviado a la Guardia Nacional, se tiene muchos elementos en Guanajuato y nos está costando mucho trabajo (...) Sí es lamentable, no hemos podido todavía resolver, vamos a continuar insistiendo en que se se pacifique Guanajuato".

 

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal acusó que si no hubiera habido apoyo de los gobiernos a los grupos de la delincuencia, este problema no hubiera llegado a los extremos de violencia que se vive en esa entidad.

"Siempre que hay un asunto así es porque existe contubernio y creció mucho, se arraigo, echo raíces la delincuencia, entonces hay que limpiar, hay que seguir y hay que cortar de tajo la relación entre delincuencia y autoridades, marcar bien la línea divisoria", dijo.