Inauguración y entrega del edificio del Centro Regional de Identificación Humana, al evento se tenía contemplado la presencia del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador | Foto: Omar Saucedo
Lo que era un proyecto ahora es realidad, espacio da nuevas esperanzas a las familias de desaparecidos

Este miércoles, colectivos de familiares de personas desaparecidas, autoridades federales y estatales en Coahuila, dieron por culminados los trabajos en la obra del Centro Regional de Identificación Humana, que abre la ventana para identificar a miles de personas del estado y posiblemente de la región noreste del país.

El Centro de Identificación Humana, a cuya obra se sumó la Comisión Nacional de Búsqueda, tendrá prioritariamente el objetivo de identificar a más de 800 cuerpos sin identificar que han sido sepultados en fosas comunes de panteones municipales del Estado y a más de 100 mil restos óseos que han encontrado los colectivos en fosas clandestinas.

Durante la primera participación, Karla Quintana Osuna, Comisionada Nacional de Búsqueda, reconoció que la apertura de este centro es producto de la lucha y la insistencia de los colectivos de familiares de personas desaparecidas, quienes a lo largo de la última década han exigido respuestas y verdad sobre el paradero de sus hijos.

La comisionada, dijo que aunque ya se terminó con las instalaciones y el equipamiento de la obra, esta inauguración no se habrá de declarar formal sino hasta que se empiecen los reconocimientos e identificaciones de las personas como es el objetivo inicial, pues todavía faltan algunos ajustes para ello.

Por su parte, durante la apertura, Lourdes Herrera madre de Brandon Acosta Herrera, niño desaparecido junto con su padre Esteban y dos de sus tíos en 2009, leyó el pronunciamiento respecto a la conclusión de la obra, donde a nombre de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila, pidió a los mandatarios no cerrar el libro, pues todavía falta el correcto funcionamiento del Centro.

“Nos vimos en la necesidad de organizarnos en el colectivo, debido a que la búsqueda de verdad y justicia que hacíamos desde nuestras posibilidades no tenía la fuerza suficiente para ser atendida por las autoridades. Aunque duele reconocerlo, también somos conscientes de los hallazgos que han ido surgiendo tanto en fosas clandestinas como en comunes, debemos participar”,

“Este día en el que se hace nuevamente una visita, queremos decirle señor Gobernador, que las familias pedimos que no sólo se quede el dicho en paredes y equipo, sino que se atienda la emergencia forense que tenemos. Urge se inicien los trabajos de identificación plena”, expresó.

“Las familias de personas desaparecidas, todas y todos estamos enfermos y no es justo partir de este mundo sin encontrar a nuestras hijas e hijos. Asimismo señor Gobernador, hoy reiteramos nuestra petición de la selección cuidadosa de los perfiles que estarán al cargo del Centro, y todo el personal correspondiente”, expresó.

En el acto, Familias Unidas por la Búsqueda y Localización de Personas de Piedras Negras, entregaron un frasco con 32 piedras para que las autoridades lo hagan llegar al presidente, para que cada vez que se vaya creando un Centro en cada Estado, se vaya quitando una piedra, mientras que al Gobernador le entregaron otra piedra que representa la puesta en marcha de los trabajos.

“Deseando las prontas identificaciones y pronto regreso digno de todos los seres queridos que son buscados y esperados en sus familias”, expresó.

Por otro lado, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, dijo que La ineficacia y muchas veces la indiferencia de las autoridades han propiciado el desastre forense qué hay en el país.

En ese sentido, dio a conocer que ya fue entregada desde el Ejecutivo Federal, una petición al Senado para que inicie el procedimiento de reconocimiento de la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas para que el Estado Mexicano se comprometa con el mismo, además de que se homologará a nivel nacional el protocolo de búsqueda, motivos por los cuales cada vez se congrega el entramado legislativo para cumplir con la obligación de verdad y justicia en el tema.

Miguel Ángel Riquelme, por su parte, dijo estar comprometido a cumplir con la demanda de las familias y las diligencias necesarias para traer a sus hijos de regreso, además de reconocer que los colectivos del Estado, son quienes han impulsado una institución forense que será referencia, no sólo por lo que conlleva en la materia, sino por la reflexión que genera.

Este Centro tuvo una inversión estatal y federal de 149 millones de pesos en una superficie de 10 mil metros cuadrados, donde se albergarán disciplinas como la antropología forense, criminalística de campo, medicina y odontología forense, una osteoteca, servicio médico forense, cuartos fríos para conservación y resguardo, 720 nichos, toma de muestras de genética, bodega temporal para almacenamiento de indicios, así como un área de identificación y atención a víctimas.