Botellas de cerveza de la británica SABMiller y de la belgo-brasileña AB InBev. Las accionistas de SABMiller aprobaron la fusión con el grupo belgo-brasileño AB InBev, lo que dará lugar a la mayor compañía cervecera del mundo. Foto: EFE
La operación ascenderá a unos 79,000 millones de libras (91,300 millones de euros/81,423 millones de dólares) y se hará efectiva el 10 de octubre.

Los accionistas de la mayor cervecera del mundo, la belga AB Inbev, dieron luz verde a la compra de su rival británica SABMiller, cuyos inversores también aprobaron una operación que se convertirá en la mayor fusión del Reino Unido y la tercera del mundo.

La operación ascenderá a unos 79,000 millones de libras (91,300 millones de euros/81,423 millones de dólares) y se hará efectiva el 10 de octubre. A la empresa belga le interesa SABMiller por su presencia en los países emergentes, sobre todo en África.

AB Inbev es propietaria de Budweiser, Beck's, Corona y Stella Artois, entre otras, y tras la fusión incorporará marcas como Foster's, Peroni, Coors y otros 200 nombres. En conjunto, las dos compañías suponen actualmente un tercio de las ventas mundiales de cerveza, cuentan con unos ingresos anuales de unos 55,000 millones de dólares y con unos 220,000 empleados.

La fusión hará que se pierda el 3 por ciento de los empleos, como ya había informado AB Inbev, lo que según la agencia Bloomberg supondría unos 5,500 puestos de trabajo. La operación ya contaba con los principales permisos necesarios, aunque ambas compañías tendrán que vender varias marcas para cumplir con las condiciones de la Comisión Europea.