Republicano insiste en que proceso electoral fue un fraude; sus partidarios presionan. ESPECIAL
Con cinco estados por computar, Biden solo aventaja en la tierra de los casinos. Siguen cómputos reñidos en los restantes cuatro estados, en los cuales puntea Trump

La presidencia de Estados Unidos podría definirse esta mañana… en la capital del juego de azar: Nevada.

Hasta anoche, cinco estados seguían sin terminar sus conteos: Nevada, Pensilvania, Carolina del Norte, Georgia y Alaska, con lo cual el candidato demócrata Joe Biden sumaba 264 votos por 214 de Trump, cuando se necesitan 270.

Cualquier triunfo de Biden, a excepción de Alaska, lo haría Presidente. Trump necesita ganar en todos los estados, salvo Alaska, que es el único lujo que podía darse.

Hasta las 1:00 horas de hoy, de esos cinco estados, Biden sólo aventajaba en Nevada, aunque con un margen reducido. Allí se habían contabilizado el 86 por ciento de los votos, siendo 49.3 por ciento para Biden y 48.7 para Trump. Es decir, había una diferencia de poco más de 7 mil 600 votos cuando aún estaban pendientes más de 190 mil por contar. Ayer se dio a conocer que esta mañana, se estará dando a conocer el conteo final en esta ciudad.

Por su parte, Trump aventaja en los otros cuatro estados.

En Pensilvania, el de mayor peso al otorgar 20 votos electorales, el republicano estaba arriba por 2.6 puntos porcentuales a Biden cuando falta 11 por ciento por contar. En Carolina del Norte, Trump ganaba con diferencia de 1.4 por ciento con el 95 por ciento de los votos contados.    

En Georgia, la ventaja de Trump solo era de 0.6 por ciento, cuando está pendiente de computarse el 5 por ciento. El caso de Alaska puede ser anecdótico, ya que no tendría mayor incidencia, no obstante, Trump lo arrasaba por casi 30 puntos de diferencia, con poco más del 56 por ciento contabilizado.

Así, Nevada –la capital del juego en donde las apuestas ganan al año más de ocho mil millones de dólares- podría definir al nuevo Presidente.

‘INYECTA’ TRUMP DUDAS DE FRAUDE

En los primeros minutos de hoy, decenas de simpatizantes del presidente Trump acudieron a centros de recuento de sufragios en Detroit y Phoenix conforme los resultados se iban inclinando en contra de Trump, mientras que miles de manifestantes en contra del mandatario y que exigen que se cuenten todos los votos en la indefinida contienda presidencial salieron a las calles.

Las protestas se registraron mientras el presidente insistía sin pruebas que había graves problemas con la votación y el escrutinio, y los republicanos presentaban demandas en varios estados sobre las elecciones.

Más temprano, la campaña de Trump interpuso demandas en Pensilvania, Michigan y Georgia, sentando las bases para impugnar los resultados en estos tres estados en momentos en que se rezaga en la lucha con Joe Biden por los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca. Con información de AP