Foto: Especial
La ASE hizo señalamientos por incumplimiento en la entrega de información y dilación de los procedimientos contra Ismael Ramos Flores y Jesús Ochoa Galindo, quienes ocuparon la Secretaría de Finanzas y Tesorería del Estado

Las denuncias y diligencias que la Auditoría Superior del Estado realizó para investigar la megadeuda del período de gobierno 2005-2011 en Coahuila, ya están disponibles en versiones públicas para consulta, y de éstas se desprende que pese a la insistencia de la ASE, la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas no emitió castigo contra las personas señaladas.

En los documentos entregados por la Auditoría a una ciudadana que pidió, vía transparencia, todo lo relacionado con la contratación de la megadeuda, se detalla que la ASE hizo señalamientos por incumplimiento en la entrega de información y dilación de los procedimientos contra Ismael Ramos Flores y Jesús Ochoa Galindo, quienes ocuparon la Secretaría de Finanzas y Tesorería del Estado.

 

El 4 de octubre de 2011, la Auditoría le envió un primer oficio a la entonces titular de la Secretaría de la Función Pública (ahora de Fiscalización y Rendición de Cuentas), María Esther Monsiváis Guajardo, para que promoviera una sanción administrativa, porque el tesorero, Jesús Ochoa Galindo, no entregó de manera correcta, completa y oportuna los informes, datos y documentos solicitados.

En los documentos públicos de la ASE consta que también dirigieron un oficio del 5 de junio de 2012 a Jorge Verástegui Saucedo, ya para entonces Secretario de Fiscalización y Rendición de Cuentas, para que promoviera sanciones administrativas, también por incumplir con la entrega de información, y señala a Jesús Ochoa Galindo.

 

En contra de Ismael Ramos Flores, ex secretario ejecutivo del SATEC y posteriormente secretario de Finanzas, también se giraron dos oficios, uno de ellos a María Esther Monsiváis Guajardo, secretaria de la Función Pública, el 4 de octubre de 2011, y otro dirigido a Jorge Verástegui Saucedo, secretario de Fiscalización y Rendición de Cuentas, el 19 de septiembre de 2013.

 

En ambos casos, la ASE solicitó la promoción de responsabilidades administrativas contra Ismael Ramos porque en oficios de solicitud de información sobre la megadeuda, no contestó en tiempo y forma.

En el Sistema de Registro de Servidores Públicos Sancionados, de la Secretaría de la Función Pública, no está registrada ninguna sanción en contra de Jesús Ochoa Galindo, ni tampoco de Ismael Ramos Flores, como lo solicitó la ASE cuando realizaba las investigaciones para dar con los responsables de la megadeuda.