Ariana Grande / Foto: Tomada de Video
La cantante fue demandada por el artista Vladimir Kush, quien afirma que una de las imágenes usadas en el videoclip muy similar a una de sus pinturas registradas hace casi 20 años

Ariana Grande fue demandada por un artista de Las Vegas, que afirma que violó sus derechos de autor por la imagen de una mujer en la flama de una vela que aparece en el popular video de  God is a Woman.

Esta es la segunda demanda de este estilo que enfrenta la cantante este año, la primera acusación de plagio fue realizada tras el lanzamiento del sencillo "7 Rings".

La acción legal fue realizada el jueves en el tribunal de distrito en Nevada por los abogados de Vladimir Kush y su empresa Kush Fine Arts Las Vegas. Los mensajes de aviso fueron enviados a los representantes de la cantante, sin embargo, no han tenido respuesta.

En el documento legal, el artista afirma que la imagen que aparece cerca del minuto 1:00 del video, es casi idéntica a pinturas que Kush creó y registró en 1999 y el 2000.

Kush busca una indemnización no especificada y una orden de la corte para retirar el video de Internet.

El video, de cuatro minutos de duración, ha sido visto casi 200 millones de veces en YouTube desde que fue publicado en julio de 2018.

El documento legal menciona a la cantante bajo el nombre de Ariana Grande-Butera, junto con los otros acusados: Universal Music Group, el director, el productor y la compañía productora del video.