Especial
Evo los acusó de haber incendiado domicilios, amenazar de muerte a ministros y sus hijos además de vejar a una alcaldesa.

Evo Morales, quien renunció este domingo a la Presidencia de Bolivia, denunció a quienes califica de "golpistas" que asaltaron su casa y la de su hermana, realizando también otros actos violentos. Además que amenazaron de muerte a ministros que pertenecieron a su gobierno y a sus familiares.

En su cuenta de Twitter, Evo los acusó de haber incendiado domicilios, amenazar de muerte a ministros y sus hijos además de vejar a una alcaldesa. 

De igual manera, los acusó de ahora mentir y tratar de culparlos del caos y la violencia que considera ellos han provocado. 

Recordemos que previamente denunció que "un oficial de la policía dio a conocer públicamente que tiene instrucción de ejecutar una orden de aprehensión ilegal" en su contra, hecho que horas después fue desmentido por la policía de Bolivia.