Foto: Especial
Señalaron que con una campaña que habla de un “futuro sin humo”, y mediante una página de Internet, con el apoyo de influencers y de redes sociales, “PMM invita a que más gente encuentre otras alternativas para fumar en México”

Ciudad de México. La Coalición México SaludHable interpuso una denuncia en contra de la tabacalera Philip Morris México (PMM) por violar la Ley General para el Control del Tabaco “al publicitar un producto ilegal en el país”.

En conferencia de prensa, Erick Antonio Ochoa, integrante de la Coalición; Patricia Sosa, directora de Programas para América Latina de la organización Campaign for Tobacco Free Kids, y Juan Zinser Sierra, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, señalaron que con una campaña que habla de un “futuro sin humo”, y mediante una página de Internet, con el apoyo de influencers y de redes sociales, “PMM invita a que más gente encuentre otras alternativas para fumar en México”.

Desde hace ya varios meses, añadieron, la tabacalera está buscando que las autoridades mexicanas autoricen la venta de su nuevo producto, el IQOS, “que es un dispositivo electrónico que calienta tabaco, genera adicción y daña la salud”.

Expusieron que según un análisis del Instituto Nacional de Salud Pública este dispositivo incentiva a la infancia y a la adolescencia al tabaquismo.

Antonio Ochoa, dijo que "Philip Morris México aprovechó el Gran Premio de la Fórmula 1 para lanzar una campaña ilegal, que viola diversas disposiciones de la Ley General para el Control del Tabaco, especialmente en materia de publicidad, promoción y patrocinio”.

Foto: Especial

Por ello, agregó, la denuncia busca el retiro “inmediato” de la campaña 'Futuro sin Humo', detrás de la cual se apuntala el lanzamiento de IQOS.

Los especialistas acusaron que este dispositivo es promovido como de “menor riesgo, sin que exista evidencia científica independiente que respalde tal afirmación”.

Patricia Sosa añadió que en numerosos países las tabacaleras “utilizan el patrocinio de eventos deportivos y de moda; tienen tiendas glamorosas y contratan influencers para difundir IQOS en redes sociales. De este modo, buscan atraer a una nueva generación al consumo de tabaco y retrasar el progreso en la reducción de la epidemia del tabaquismo en todo el mundo”.

Zinser Sierra dijo que “la industria tabacalera está considerando en automático que los nuevos productos para administrar nicotina tienen un menor riesgo, el cual es relativo para quienes fuman”.

Expuso que “estos productos son cada vez más utilizados por adolescentes e incluso por personas adultas que nunca han fumado”.