Las leyes de la Industria Eléctrica y de Hidrocarburos obstaculizan la nueva inversión privada en el sector energético, argumentan las empresas

CIUDAD DE MÉXICO.- El American Petroleum Institute, que aglutina a las principales empresas petroleras de Estados Unidos, alertó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está intensificando acciones discriminatorias en contra de empresas privadas que operan en el sector energético, incluidas las norteamericanas, que pueden resultar en "expropiaciones indirectas".

En una carta enviada a los secretarios de Estados, Energía, Comercio y a la embajadora y representante comercial de Estados Unidos, Anthony Blinken, Jennifer Granholm, Gina Raimondo y Katherine Tai, con fecha del 5 de mayo de 2021, el organismo señala que el cambio de los fundamentos a las leyes de la Industria Eléctrica y de Hidrocarburos cambian las reglas del mercado a favor de Pemex y CFE en contra de las empresas privadas.

El denominador común de ambas leyes, añade, "es obstaculizar la nueva inversión privada en el sector energético, así como destruir el valor de los activos privados que ya están operando en violación de los compromisos de México bajo el TLCAN y el T-MEC".

"Estas acciones dirigidas contra las empresas miembros de la API probablemente contravengan los compromisos del T-MEC de México de otorgar un trato no discriminatorio con respecto al comercio de bienes (artículo 2.3), la inversión (artículo 14.4) y las ventas y compras de empresas de propiedad estatal y monopolios designados ( Artículo 22.4). Estas acciones también parecen violar reglas adicionales relacionadas con la inversión, incluido el estándar mínimo de trato (artículo 14.6), y también podrían resultar en expropiaciones indirectas ilegales (artículo 14.10)", sostiene.

Pidieron continuar interactuando diplomáticamente con el presidente López Obrador y sus contrapartes a nivel de gabinete en las agencias de México para instar al gobierno de México a mantener sus compromisos del T-MEC de tratar a los inversionistas y exportadores estadounidenses de manera justa.

Además, solicitaron incluir "estas infracciones como un tema principal de discusión para la próxima reunión de la Comisión de Libre Comercio que acordaron el Embajador Tai y la secretaria de Economía de México Tatiana Clouthier cuando hablaron en marzo".

Consideraron que el tratado comercial entre los países de Norteamérica "se negoció para fortalecer la asociación comercial entre los tres países miembros -Estados Unidos, México y Canadá- mediante la creación de un entorno positivo para el comercio, la inversión y las operaciones para todas las partes involucradas, brindando inmensos beneficios a los consumidores de energía en los Estados Unidos y México".

Subrayaron que una colaboración regional más sólida en materia de energía es fundamental para impulsar el crecimiento económico, seguir creando puestos de trabajo en los tres países y consolidar la competitividad global de América del Norte.

API, explicaron, ha apoyado y continúa apoyando al T-MEC como base para desarrollar los beneficios mutuos que puede brindar un acuerdo comercial sólido, por lo que pidieron como organismo representante de las empresas petroleras norteamericanas, involucrarse "de cerca en estos temas".

Recordaron que desde junio de 2020, API denunció acciones discriminatorias tomadas por el gobierno mexicano, "pero recientemente el presidente López Obrador ha incrementado tales acciones, tanto en alcance como en severidad, para cambiar los fundamentos del sector energético en México…con enmiendas a las leyes de la Industria Eléctrica y de Hidrocarburos, para cambiar las reglas del mercado a favor de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en contra de las empresas privadas".