Los centroamericanos fueron trasladados a sus lugares de origen | Foto: EFE
Un joven de origen salvadoreño fue extraído del albergue y enviado a un centro de detención en la Ciudad de México para posteriormente ser deportado por infringir la ley, reveló el alcalde

Piedras Negras, Coah.- En las últimas horas, más de 25 migrantes fueron deportados a su lugar de origen luego de que infringieron las leyes luego de alterar el orden el pasado martes y miércoles en el albergue, lo mismo porque algunos fueron identificados integrantes de la pandilla Mara Salvatrucha que opera en Centroamérica.

El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, confirmó lo anterior al señalar que luego de los incidentes que se registraron al interior del albergue donde un minúsculo grupo de migrantes incito al desorden, la autoridad identifico a los responsables, procediendo el Instituto Nacional de Migración a deportarlos a sus países de origen.

“Aquí se tiene que respetar las leyes que nos rigen, y por ningún motivo vamos a permitir que se altere el orden por parte de gente que se encentraba dentro de la caravana incitando a los demás a alterar el orden”, expresó el munícipe.

Incluso- añadió-, esta madrugada un joven de origen salvadoreño fue extraído del albergue y enviado a un centro de detención en la Ciudad de México para posteriormente ser deportado por infringir la ley.

Refirió que luego de los hechos, al interior del albergue hay tranquilidad, donde se continúa trabajando por parte de personal del INAMI registrando y analizando cada una de las solicitudes para la permanencia legal en México de forma temporal de las familias que se encuentran en este refugio.

Dijo que se espera que esta semana se entreguen otras 300 tarjetas blancas o permisos para que transiten libremente por territorio nacional, a los que calificaron, para que puedan salir del albergue y buscar un empleo.

“Se estima que este viernes salgan de forma voluntaria 300 que se encuentran en albergue, ya con su documentación legal, para que puedan conseguir trabajo en las empresas, algunas locales y de otros estados, que están solicitando personal”, subrayó.

En los últimos días de forma voluntaria se les ha trasladado a otras entidades que están ofreciendo trabajo.

Se estima que, a finales de la próxima semana, cierre sus puertas, luego de que hayan concluido con todo el tramite de los que son aprobados y rechazados por migración para permanecer de forma legal en el país por un año.