Ramón Amaya, migrante hondureño | Foto: Josué Rodríguez
Secretario de seguridad dice que es falsa la acusación

Ramón Amaya, uno de los migrantes que manifestó su descontento en las últimas manifestaciones que se vivieron al interior del albergue migrante establecido en Piedras Negras, ya presentó una denuncia formal contra autoridades por acusación de robo. 

Fue durante la tarde del pasado martes, cuando el migrante centroamericano manifestó haber sido despojado de efectivo por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración, al haber acudido a una institución bancaria en compañía de los elementos a realizar un retiro. 

Dicha situación, más tarde provocó el enardecimiento de algunos miembros del contingente provocando trifulcas donde se manifestaron inconformidades en trámites regulatorios y en los servicios de entrega de comida. 

 

Este día, Ramón Amaya comunicó que en compañía de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, logró interponer una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Especializada en delitos cometidos contra Migrantes, y a su vez, la misma comisión investigará la veracidad en el caso.

En esa tesitura, el Secretario de Seguridad Pública de Coahuila asegura que de acuerdo con las versiones presentadas, se ha encontrado que la acusación es falsa; y argumentó que Ramón es uno de los liderazgos que han provocado inestabilidades en la caravana desde su ingreso a Chiapas.