Foto: Josué Rodríguez
Elementos norteamericanos de las corporaciones de seguridad no bajan la guardia

Esta mañana, elementos de la Customs and Border Proteccion, la Border Patrol y de la Guardia Nacional estadounidense, pusieron en marcha un nuevo simulacro de contención en el puente internacional número II. 

Aunque ya ha dado inicio el proceso dereubicación de personas migrantes en diversas partes del norte del país a su petición, los elementos norteamericanos de las corporaciones de seguridad no bajan la guardia once días después de llegada la Caravana a Piedras Negras.

El simulacro de esta mañana, se llevó a cabo poco después de las 13:30 horas, provocando el cierre de ambos sentidos del puente fronterizo durante 20 minutos.

El repliegue de elementos que realizó el simulacro, está compuesto por al menos 80 agentes de las tres corporaciones quienes repliegan primeramente un alambre de púas a lo ancho del Puente Internacional, además de las tres barreras de púas en torniquete que superan los dos metros de altura y que están establecidas de manera permanente en las orillas y en el medio de la conexión. 

Posterior a ello, avanzan los grupos con cascos y escudos lanzando bombas de gas con las que se pretende dispersar a los contingentes, y a su vez, utilizan un lanzagranadas que al generar la explosión logra ensordecer a quienes se acercan a la barrera.

Estos simulacros han permanecido a lo largo de los últimos 11 días y se han realizado de forma repentina; sin embargo, tras la declaratoria de “emergencia nacional” del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump frente a la migración que ha llegado a las fronteras de México, esta vez, antes de realizarse el simulacro, el evento fue trascendido a los medios de comunicación que se encuentran en la cobertura de la Caravana Migrante.