Foto: Conacyt
Las personas con trastornos de ansiedad tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes que culminan en ataques de pánico, interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar

CIUDAD DE MÉXICO.- La ansiedad y la depresión son trastornos mentales que padece la tercera parte de la población a nivel mundial y sus costos directos e indirectos representan hasta 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advirtió María Elena Medina Mora-Icaza, doctora Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ante la comunidad de la Facultad de Psicología, dijo que la salud mental debe ser prioritaria, pues hasta hace poco se daba mayor importancia y presupuesto a padecimientos que generan más muertes más rápido.

En el país, el presupuesto para atender la salud mental es de 2% para el sector salud: "La manera en cómo se invierte no es la mejor, pues 80% se destina a hospitales de larga estancia para cuidar a pacientes abandonados", agregó la especialista.

Las personas con trastornos de ansiedad tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes que culminan en ataques de pánico, interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar y pueden durar un largo tiempo.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de tristeza, abatimiento, infelicidad y culpa, lo que causa incapacidad parcial o total.

Al dictar su conferencia La crisis de la salud mental. El papel de la salud global en el auditorio Dr. Luis Lara Tapia, la académica refirió que estos trastornos significan 16% de todos los días perdidos por problemas de salud y 34% de la discapacidad.

"Se piensa que no hay mortalidad prematura por estas afecciones, pero sí sucede. Las personas con trastornos graves mueren entre 15 y 20 años antes de la esperanza de vida", señaló.

"Nuestro sistema de salud sigue pensando en enfermedades infecciosas, no en crónicas. Llegas al hospital con una crisis por intento de suicidio y atienden los daños de tu organismo, pero poco se hace por la salud mental", dijo la doctora en Psicología Social.

Concluyó su ponencia pidiendo que se trabaje por el reconocimiento a los derechos humanos de los pacientes con trastornos mentales.