Foto: Especial
'Hay mucho hermetismo' dentro del nosocomio, aseguró uno de los trabajadores del Hospital General 'Dr. Carlos Calero Elorduy'

En Morelos desaparecieron cuatro vacunas contra contra el coronavirus SARS-COV-2 en el Hospital General “Dr. Carlos Calero Elorduy” del ISSSTE, situado en Cuernavaca, operado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de atención exclusiva a  coronavirus.

Trabajadores del nosocomio, quienes pidieron resguardar su identidad por temor a represalias, denunciaron que fue al mediodía de este jueves que los encargados del manejo de las dosis se percataron de la ausencia de cuatro frascos de la vacuna Pfizer-BioNTech.

“Desaparecieron cuatro vacunas y hasta hoy se dieron cuenta, por ahora hay mucho hermetismo“, dijo un trabajador.

El cargamento recibido el pasado martes, es resguardado en una cámara fría, situado en la parte baja del hospital. El incidente fue reportado a los superiores.

Por la tarde, autoridades del ISSSTE, del IMSS  y de la Defensa Nacional, así como autoridades estatales se reunieron con carácter de urgente.

Desde entonces prevalece un ambiente de hermetismo al interior del hospital.

Se buscó una postura oficial (vía telefónica y WhatsApp), a través de autoridades del ISSSTE concretamente a la delegada Verónica Solano, pero no hubo respuesta.

A través de la coordinación de comunicación social del ISSSTE a cargo de Arturo Serrano se informó lo siguiente:

“El subdelegado Médico Daniel Boyás Arroyo me informa que el corte se hace entre las 20:30 horas de ayer y las 20:30 horas de hoy y no se ha hecho por lo que no se puede confirmar nada“, dijo.

Incluso se buscó al delegado del Seguro Social en la entidad y coordinador del Plan de Vacunación, José Miguel Ángel Van Dick Puga, quien no ha emitido ninguna información al respecto.

De acuerdo con informes de trabajadores, se ha iniciado un rastreo de las dosis destinadas para aplicarlas al personal de salud que está en la primera línea de batalla contra la Covid-19.