ARCHIVO
La crisis ha limitado solo el pago de los servicios básicos y las promociones de salario de los trabajadores

Sacerdotes de templos católicos han optado por pedir a los feligreses que acudan a las parroquias a dejar su diezmo o que adopten financieramente a una parroquia, en lugar de pedir apoyo al Vaticano. “La crisis es global”, argumentan.

Edilberto González, integrante del Consejo Diocesano, habló sobre la crisis actual que está pasando la Iglesia Católica y sus parroquias en Saltillo.

Señaló que actualmente las parroquias siguen sobreviviendo de las limosnas de los feligreses, a quienes se les ha pedido que lleven el donativo a las parroquias.

Otra opción posible es la que se viene intentando en los últimos meses con el proyecto “Adopta una parroquia”, la cual también ha servido para seguir manteniendo a flote las instituciones religiosas, su servicios y empleos.

“Las iglesias dependen totalmente de los fieles católicos, de la comunidad. Al estar los tmplos cerrados, obviamente estamos pasando por una crisis muy fuerte. Se lanzó un plan para adoptar una parroquia y también le pedimos a la gente que pueda dar su donativo que lo lleven directamente con el padre y él decide cómo utilizarlo. Los sacerdotes están haciendo todos los servicios por teléfono, internet para no dejar de apoyar a los fieles. Aun no tenemos una fecha para cuando podamos reabrir porque no queremos que se ponga en riesgo a la feligresía a causa del COVID-19”, señaló.

Al preguntarle sobre la posibilidad de pedir apoyo al Vaticano, lo rechazó, aunque señaló que la probabilidad existe.

Mencionó que como la crisis es global, eso dificultaría pedir apoyo a la Santa Sede para sobrellevar económicamente la crisis debido a las medidas restrictivas de la pandemia COVID-19. 

“La crisis es global. Italia y Roma están empezando apenas a salir y que lo que tenemos que hacer es que cada Diócesis está saliendo con sus propias estrategias, pero todas están basadas en sus feligreses, los cuales han respondido. Es imposible que el Vaticano nos socorra, pero no hemos incurrido a esa posibilidad”, señaló.  

Edilberto González mencionó que las más de 98 parroquias que hay en la Diócesis de Saltillo ninguna paga renta. La crisis ha limitado solo el pago de los servicios básicos y las promociones de salario de los trabajadores.

Desde mediados del mes de marzo los templos católicos de Saltillo fueron cerrados, por lo tanto, se suspendió toda actividad que involucra a la feligresía: no hay fecha para su reapertura.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.