La magnitud de la pérdida de hielo del miércoles es una cifra difícil de aprehender. | Foto: AP
Tan solo el miércoles el derretimiento provocó la pérdida de 10 mil millones de toneladas hielo, para una pérdida total de 197 mil millones de toneladas en julio, precisó

BERLÍN.- La ola de calor que batió récords de temperatura en cinco países europeos la semana pasada ha llegado a Groenlandia, donde acelera el derretimiento de la capa de hielo de la isla provoca una pérdida masiva de hielo ártico.

Groenlandia, la isla más grande del mundo, es un territorio semiautónomo danés entre los océanos Atlántico y Ártico con el 82 por ciento de su superficie cubierto por hielo.

El área de la capa de hielo groenlandesa que muestra indicios de derretimiento está creciendo a diario y alcanzó un récord de 56.5 por ciento para el año el miércoles, dijo Ruth Mottram, climatóloga del Instituto Meteorológico danés. Dijo que se pronostica una expansión hasta alcanzar un pico el jueves, cuando temperaturas más bajas desacelerarán el proceso.

Tan solo el miércoles el derretimiento provocó la pérdida de 10 mil millones de toneladas hielo, para una pérdida total de 197 mil millones de toneladas en julio, precisó.

“Parece que el pico será hoy. Pero el pronóstico a largo plazo es que continuará el tiempo cálido y soleado en Groenlandia, por lo que continuará la cantidad de pérdida de hielo”, dijo en entrevista telefónica desde Copenhague.

La magnitud de la pérdida de hielo del miércoles es una cifra difícil de aprehender. Para comprender cuánto hielo se pierde, mil millones de toneladas _o 1 gigatonelada_ equivale a 400 mil piscinas olímpicas, dijo el Instituto Meteorológico. Y 100 mil millones de toneladas corresponde a una crecida de 0.28 milímetros de los niveles marítimos globales.

Mottram dijo que desde el 1 de junio, cuando comienza la temporada de pérdida del hielo, la capa de hielo groenlandesa ha perdido 140 gigatoneladas (240 mil millones de toneladas métricas) en lo que va del año, comparado con 290 gigatoneladas en toda la temporada de 2012, que habitualmente termina a fines de agosto.