Fotos: Vanguardia/Josué Rodríguez
José Luis Pliego dijo que habrá cero tolerancia para quienes transgredan la normativa, y manifestó que los migrantes detenidos fueron turnados a la Fiscalía General de la República

Un grupo de al menos seis migrantes fueron detenidos por autoridades de Fuerza Coahuila y trasladados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República por iniciar un incendio al interior de las instalaciones del Instituto de Migración establecido en la frontera de Eagle Pass y Piedras Negras. 

De acuerdo con el parte presentado por las autoridades, los hechos registrados el día de hoy, tuvieron lugar en las instalaciones del INAMI ubicadas en el Puente Internacional II de Piedras Negras, donde el grupo de migrantes permanecía internado a espera de su regularización migratoria.

El conato, se dio luego de que uno de los migrantes iniciara fuego en unos de los colchones de las celdas donde permanecen, provocando la asistencia de las autoridades que sofocaron el fuego antes de que se expandiera. 

Al lugar arribaron elementos de Fuerza Coahuila, y en tanto, el Secretario de Seguridad Pública, José Luis Pliego Corona dio una entrevista donde anunció que habrá cero tolerancia para quienes transgredan la normativa, y manifestó que los migrantes que fueron detenidos fueron turnados a autoridades de la Fiscalía General de la República quienes se encargarán de iniciar procedimientos con base en una denuncia presentada por el Instituto Nacional de Migración.

“En el transcurso de las próximas horas o días se estará resolviendo la situación jurídica de quienes piensan que pueden transgredir la normatividad federal, estatal o del municipio”, manifestó Pliego Corona. 

En ese aspecto, mencionó que este grupo representa a menos del 10 por ciento del total de los migrantes que ahí permanecen, mientras que el resto se encuentra aportando para que se tomen cartas en el asunto. 

Por otro lado, Héctor Menchaca, enlace municipal de PN con autoridades migratorias de EP, expresó que no se tolerarán más irregularidades en dicha frontera.

“La orden es cero tolerancia. Toda aquella persona que venga a infringir las leyes tanto municipales, como estatales o federales se les va a aplicar todo el precio de la ley, van a ser detenidos, procesados y en sus momentos quienes sean extranjeros van a ser retornados a sus países de origen. No podemos tolerar el que haya este tipo de irregularidades”, expresó.