Foto: AP
La guardia nacional de Texas confirmó que Ontiveros sirvió en una misión lanzada en abril

Houston. Un miembro de la guardia nacional de Texas, que servía en la frontera de Estados Unidos y México es acusado de abusar sexualmente de una mujer en un motel, reportaron las autoridades este miércoles.

Policía en Alpine, Texas, arrestó a Luis Carlos Ontiveros, de 30 años de edad, el lunes. La guardia nacional de Texas confirmó que Ontiveros sirvió en una misión lanzada en abril seguido de que la llamada por el presidente Donald Trump para ir a la guardia nacional a la frontera.

De acuerdo a una declaración jurada obtenida por KOSA-TV, la mujer le dijo a la policía que había estado bebiendo y Ontiveros se ofreció a llevarla de regreso a su habitación de motel. La mujer alegó que Ontiveros comenzó a besarla, luego se quitó la ropa y la tocó.

La mujer declaró que huyó después de que Ontiveros le dijo que le realizaría sexo oral. Un testigo dijo a la policía que la mujer llamó a su puerta y dijo que Ontiveros había tratado de violarla.

Ontiveros alcanzó el martes una fianza de $ 20 mil dólares. Un mensaje dejado en el número de Ontiveros no tuvo respuesta. The Associated Press generalmente no identifica víctimas en casos de agresión sexual.

La Guardia Nacional de Texas dijo que cooperaría con las autoridades en Alpine, una ciudad remota del oeste de Texas en la región del Parque Nacional Big Bend. La Guardia no confirmó si Ontiveros había sido suspendido o cuánto tiempo había servido en la Guardia.

Ontiveros es el segundo guardia en Texas del que se conoce que ha sido arrestado desde que la Guardia fue enviada a la frontera.

Edwin Báez, de 20 años, fue acusado en agosto de robar 1,5 kilogramos de metanfetamina. Los fiscales federales dijeron que Báez fue enviado a un puente internacional en Laredo, Texas, cuando supuestamente terminó en el hospital por una "emergencia provocada por las drogas". Los investigadores determinaron que había tomado metanfetamina de un marco de imagen que se utilizaba para contrabandear las drogas que se suponía que había tirado. Báez se ha declarado inocente.

Cerca de mil miembros de la Guardia Nacional en Texas están sirviendo actualmente en la frontera de EU Y México. Arizona, California y Nuevo México también enviaron miembros de la Guardia a sus fronteras con México.

Desde entonces, Trump ha ordenado que los militares en servicio activo se dirijan a la frontera, y se han desplegado alrededor de 5 mil 800 soldados.

Con la información de Associated Press