Foto: Archivo
Los pasivos aumentaron a una tasa anual de 15%; ascienden a $9.8 billones

La deuda del sector público federal creció a un ritmo de 3 mil 580 millones de pesos diarios en los pasados 12 meses, hasta alcanzar un récord de 9 billones 817 mil 223.6 millones de pesos, reportó este jueves la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El costo de la deuda pública fue uno de los factores determinantes de que las finanzas públicas registraran en el primer mes de este año un saldo deficitario, en un periodo en que los ingresos petroleros y los relacionados con la renta de empresas y personas fueron mayores a lo presupuestado y disminuyó el monto del gasto, informó la dependencia.

Al llegar a su nivel actual de 9 billones 817 mil 223.6 millones de pesos, la deuda del sector público federal tuvo un incremento de 15 por ciento entre enero de 2016 y el mismo mes de este año. Ello implicó que en ese periodo el endeudamiento del gobierno federal y de entidades bajo su control se elevó en un billón 306 mil 485 millones de pesos, un ritmo promedio de tres mil 580 millones de pesos por día, de acuerdo con los datos contenidos en el Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública, divulgado ayer.

Respecto del saldo de diciembre de 2016, cuando fue de nueve billones 693 mil 217.5 millones de pesos, la deuda del sector público federal tuvo en enero un incremento de 1.27 por ciento, según los datos de Hacienda.

Superávit, antes del pago de la deuda

En enero de este año, los ingresos públicos fueron mayores a lo previsto, debido a un incremento en los derivados de la actividad petrolera y por el cobro del impuesto sobre la renta (ISR), así como por una reducción del gasto público no relacionado con el pago del costo de la deuda, mostró la información de la SHCP.

Los ingresos presupuestarios se ubicaron en enero en 405 mil 667.6 millones de pesos, cantidad superior en 6.4 por ciento a la de enero de 2016 y superior en 16 mil 361.5 millones de pesos a lo previsto en el presupuesto para este año, informó Hacienda.

En particular, los ingresos petroleros sumaron 77 mil 260.3 millones de pesos, cantidad superior en 30.3 por ciento a la captada en enero del año pasado y superior en 17 mil 44 millones de pesos a la prevista, como un reflejo de la mejoría en los precios internacionales del hidrocarburo.

Mientras tanto, los ingresos tributarios –que en alguna medida reflejan la actividad económica del país– fueron de 257 mil 36.3 millones de pesos, 0.3 por ciento superiores a los del mismo mes del año pasado, aunque por abajo de lo previsto en 10 mil 53 millones de pesos.

El cobro de tributos asociados al ISR subió 7 por ciento respecto de enero del año pasado, para alcanzar 143 mil 209 millones de pesos. En tanto, el impuesto al valor agregado –que es aplicado al consumo– reportó ingresos al fisco por 75 mil 802.5 millones de pesos, 7.1 por ciento menos que un año antes y 4 mil 806 millones de pesos menos que lo previsto por Hacienda.

En el otro lado de la balanza, el gasto neto en enero de 2017 se ubicó en 441 mil 800 millones de pesos, monto inferior al previsto en el programa en 47 mil millones de pesos, pero superior en 1.6 por ciento al ejercido en el mismo mes de 2016.

Dentro del gasto neto, el gasto programable –en el que no se incluyen las obligaciones financieras del gobierno, sino el destinado al funcionamiento de la administración y a financiar los programas públicos– fue de 301 mil 884.1 millones de pesos, monto inferior en 5.4 por ciento al del mismo mes del año pasado.

En tanto, el gasto programable, donde se incluyen el pago de participaciones y el costo de la deuda, fue en enero de 139 mil 926 millones de pesos, 13 mil 706 millones de pesos más de lo presupuestado y cantidad superior en 21.1 por ciento a la de enero de 2016.