Foto: Archivo
El director de Petróleos Mexicanos sostuvo que el nuevo contrato con la empresa australiana BHP demuestra alcances de la reforma energética y la confianza de invertir en México

El director general de Pemex, José Antonio González Anaya, aseguró que es un día histórico ya que el nuevo contrato con la empresa australiana BHP demuestra alcances de la reforma energética y la confianza por parte de las compañías petroleras en México.

"Es la primera vez en su historia que hace una asociación de riesgo con alguien, y es un día histórico también para el país, se demuestra que hay confianza para invertir, que hay confianza en la reforma energética del presidente Peña Nieto, así que estamos muy contentos, es un proyecto bien grande, un proyecto de 11 mil millones de dólares de inversión, lo cual demuestra una enorme confianza en el país y en Pemex como socio”, afirmó.

En entrevista con Yuriria Sierra para Imagen, González Anaya manifestó que este contrato permitirá recibir conocimiento, tecnología y nueva inversión para el país.

"Cuando llegamos tuvimos que hacer un ajuste en el presupuesto de cerca de 100 mil millones de pesos, parte de ese ajuste fue precisamente Trion. Antes de la reforma energética esto hubiese significado que el proyecto se hubiese parado, con la reforma energética hoy ese proyecto vuelve a ser una realidad, lo vamos a hacer con un socio experto en aguas profundas que nos va a permitir transferir y recibir con muchísimo conocimiento, tecnología nueva e inversión para el país”, señaló.

Destacó que el hecho de que dos compañías de clase mundial hicieran una oferta para invertir por cuenta y orden de Pemex en este proyecto por mil 194 millones de dólares, habla de que existe confianza en el país.

Sobre el inicio de recuperación económica del crudo, el director de Pemex dijo que el acuerdo de la semana pasada de la OPEP “ha tenido un impacto de más o menos 6 dólares por barril en el caso de la mezcla mexicana, lo cual también nos ayuda mucho”.

Felicitó a las secretarías de Energía, Hacienda y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos por llevar el proceso de licitación “de una manera absolutamente transparente”.