Especial
“Esto es, cambiar las placas solo por cambiarlas, para recaudar los derechos correspondientes. El motivo original, el deterioro de las placas, quedó en segundo término”, explica la diputada

La renovación de placas de circulación de las unidades automotrices en Coahuila por cinco años en vez de tres años por parte del Gobierno del Estado, representaría un ahorro para la economía familiar, consideró la diputada María Eugenia Cázares Martínez.

La legisladora del PAN detalló que el cambio sería a partir de la fecha de expedición de la placa de circulación de las unidades automotrices de cada contribuyente, por lo que sería individualizado para cada ciudadano.

Lo anterior lo expuso la diputada al presentar ante el Congreso del Estado la iniciativa de reforma a la  Ley de Hacienda para el Estado de Coahuila. El plazo de cinco años empezaría a computarse a partir de la expedición de las placas a cada contribuyente.

Cázares mencionó que el replaqueo, en un principio tenía como motivación principal el deterioro o daños en la placa de metal, de tal suerte que se volviera ilegible para las autoridades.

Esto era sensato y lógico, que las placas se cambien antes de que se dañen demasiado o se vuelvan ilegibles, así, las autoridades establecían un plazo prudente o razonable para realizar el cambio de placas de manera preventiva a los eventuales daños.

“Lamentablemente, con los años, algunos estados, en especial los que atravesaban por crisis financieras, empezaron a ver el cambio de placas como una simple y ‘muy necesaria’ medida recaudatoria.

“Esto es, cambiar las placas solo por cambiarlas, para recaudar los derechos correspondientes. El motivo original, el deterioro de las placas, quedó en segundo término”, explica.