El diputado Juan Carlos Guerra presentó una reforma al Código Penal para el Estado de Coahuila. Foto: Especial
La reforma al Código Penal de Coahuila buscaría garantizar la integridad de servidores encargados de la seguridad pública

El diputado Juan Carlos Guerra presentó una reforma al Código Penal para el Estado de Coahuila con el fin de agravar el delito cuando se comete una agresión u homicidio doloso contra un policía.

La propuesta busca garantizar la integridad física y jurídica del personal encargado de la seguridad pública: “Ha sido verdaderamente vergonzoso ver a la policía atacada por ciudadanos, que digamos que en el afán de sus nuevos derechos humanos y como ellos los entienden, creen que pueden atacar la autoridad de un policía”, declaró en entrevista el diputado coahuilense, quien mencionó que las personas a cargo de la seguridad pública, que comprende la prevención de los delitos, la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, merecen respeto y reconocimiento de parte de la sociedad en general, pero sobre todo contar con mecanismos de protección por parte de las instituciones del Estado.

El legislador expuso que resulta necesario que la sociedad actúe de manera civilizada antes de demandar un trato amable y mesurado, ya que en muchas ocasiones es el mismo ciudadano quien falta a la civilidad, reglas y cordura que se debe mostrar ante una situación, y que a ojos del servidor público puede escalar hasta su propia muerte si no está bajo control.

“Es por ello que nos corresponde como legisladores establecer el andamiaje legal para lograr este objetivo. Sin criminalizar actos o conductas mínimas de resistencia, desobediencia o injurias contra los funcionarios de las actividades de seguridad pública, de investigación de delitos, de procuración o de administración de justicIa o de ejecución de penas o incluso de sus familias, ya que  la intención de esta iniciativa es proteger la vida y la integridad personal de los  ciudadanos al servicio del estado”, explicó el legislador.

Con esta reforma al Código Penal del Estado se determina de manera clara la conducta que es penalmente sancionada, sin lugar a confusiones, pues permite distinguir las distintas clases o figuras delictivas. Además, se busca aumentar la pena para quienes atenten contra la integridad de los servidores públicos, encargados de garantizar las funciones del estado en cuanto a seguridad pública.

Esta reforma contempla el delito de homicidio y lesiones calificadas, de igual forma se  integra a la presente los cometidos en contra del cónyuge, parientes en línea recta o colateral hasta el cuarto grado, así como contra la concubina o concubino, o compañera o compañero civil.