Foto: Especial
Los legisladores señalan que corresponde a la Corte decidir sobre justicia menstrual y equidad tributaria en artículos de higiene femenina

Un grupo de 169 diputados de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, Verde Ecologista de México y Movimiento Ciudadano interpusieron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una acción de inconstitucionalidad contra la decisión de la mayoría en San Lázaro de no eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en artículos de higiene femenina.

La acción de inconstitucionalidad se presentó el lunes pasado por los legisladores, acompañados del colectivo Menstruación Digna México y señalaron que le corresponderá a la SCJN decidir sobre la justicia menstrual y la equidad tributaria para lograr una política de impuestos con enfoque de género.

La legisladora perredista, Verónica Juárez Piña, dijo que se busca una tasa cero a esos productos, ya que son bienes insustituibles de primera necesidad para evitar infecciones y complicaciones de uso exclusivo de mujeres, niñas y adolescentes.

“Su gravamen constituye un impuesto discriminatorio aplicado a las mujeres con motivo de su condición biológica. Consumir toallas higiénicas, tampones o copas menstruales no solo son lujo o capricho estético, es una necesidad fisiológica”, detalló.

Consideró que al limitar su acceso con una tasa impositiva del 16 por ciento el legislador no solo permite, sino que perpetúa que el género se constituya en un factor que le dificulte ejercer derechos como el trabajo, educación, salud y vivir una vida sin estigmatizaciones.

“La acción de inconstitucionalidad busca que la SCJN reconozca que tanto la ley de ingresos 2021 como los motivos para retirar la tasa del 16 por ciento son vertientes discriminatorias de una misma expresión tributaria encaminada a obtener recursos a partir de la menstruación de las mujeres”, apuntó.

Subrayó que México no puede seguir manteniendo una política fiscal sin perspectiva de género que ignore las necesidades fiscales de las mujeres y que reproduzca elementos discriminatorios a partir de diferencias biológicas.

“Las mujeres debemos dejar de pagar impuestos por el hecho de ser mujeres, por una menstruación digna”, finalizó.