Foto: Especial
El fraude a sus empleados asciende a los 250 millones de dólares

El martes pasado la Interpol emitió una ficha roja en 194 países para localizar y detener a los cinco directivos de la empresa Oro Negro, que rentaba plataformas a Pemex, se les acusa de haber defraudado a sus inversionistas, y también a los trabajadores que tenían sus ahorros para el retiro en las afores Banamex y Sura. En total los empleados fueron defraudados por cerca de 250 millones de dólares.

La figura clave en la búsqueda es Gonzalo Gil White, director general de la empresa, quien presuntamente orquestó un fraude por 750 millones de pesos contra sus inversionistas.

La historia de este fraude la narra Alonso del Val Echeverría, quien fue director jurídico de Oro Negro. Del Val aceptó testificar ante el Ministerio Público para dar a conocer los malos manejos de Gil White, mismos que llevaron a la quiebra a Oro Negro, a cambio de recibir beneficios legales en el juicio.

Noticieros Televisa tuvo acceso a la declaración que del Val rindió ante el Ministerio Público el martes 3 de septiembre. En su declaración responsabiliza de los malos manejos en la empresa a Gil White, quien es hijo de Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda durante el gobierno de Vicente Fox.

La primera maquinación de Gil White, según lo dicho por del Val, fue que después de que aceptó renegociar a la baja los precios que Pemex, le pagaba por la renta de plataformas, sin que Pemex ni los acreedores de Oro Negro lo supieran, solicitó un concurso mercantil para perjudicar a Pemex y a sus acreedores. La idea era presionar a Pemex para que le siguiera pagando las tarifas más altas y dejar de pagar sus deudas.

De acuerdo con el testimonio de del Val, Gil White también logró que un juez autorizara transferir 250 millones de pesos de un fideicomiso para pagar el IVA que se adeudaba a Hacienda, pero que, violando la ley, desvió el dinero a una cuenta que al parecer está radicada en el US Bank.

Además, del Val confirmó que, con el visto bueno de Gil White, un despacho de abogados de Estados Unidos tejió una intriga para dañar las finanzas de Pemex.

Dijo desconocer que otros competidores de Oro Negro y Pemex se hubieran aliado para desplazar del mercado a la empresa, como afirma Gil White en su defensa.

El cuñado de Gil White, Diego Tarrats era directivo del área de inversiones de Afore Banamex cuando se decidió que esa afore invirtiera en Oro Negro.