Foto: Especial
La jefa de gobierno de la capital afirmó que no existió negociación para que Mónica García acudiera a la justicia

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, aseguró que la dueña del Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, no se entregó y descartó que existieron negociaciones con el gobierno central para ello.

“No hubo ninguna negociación, obviamente el tema de la recompensa, no hay nada a cambio. Al ver su detención, mucha gente fue a declarar, y eso lo informará la propia procuradora (Ernestina Godoy)”, dijo.

Sostuvo que “desde mi punto de vista, al salir el tema de la recompensa, lo que me platicó la procuradora es que muchísima gente fue a verla y finalmente se detuvo”.

Respecto de la recompensa de cinco millones de pesos que se ofreció por cualquier indicio que llevara a su paradero, manifestó que es la misma Godoy quién la ganó, “e insisto, nada se negoció, se cumplirá con la ley por parte de la Procuraduría y el juez determinará todo lo demás”.

Reiteró que Mónica García tiene dos carpetas abiertas, "una que tiene que ver con lo que ocurrió en el sismo por homicidio, el 19 de septiembre de 2017, así como, por falsificación de documentos”.

Sheinbaum agregó que ella tendría que declarar "lo más importante, y siempre lo he dicho, es que siempre vamos a estar de lado de las víctimas y la justicia, aquí no se negoció absolutamente nada y se tiene que hacer justicia”.