El presidente de Francia, Emmanuel Macron, de dirige a la nación tras la semana de intentas protestas populares, desde el Palacio Elíseo en París (Francia). Foto: EFE
Los datos de Médiamétrie lo sitúan por delante del expresidente François Hollande, la noche del atentado yihadista contra el semanario "Charlie Hebdo", en enero de 2015, que fue seguida por 22.4 millones de personas.


El discurso del presidente francés, Emmanuel Macron, fue visto anoche por 23.06 millones de personas, récord de audiencia en 2018 por delante de la final del Mundial de fútbol que ganó Francia en julio pasado (20.9 millones), informó hoy la empresa de medición de audiencias Médiamétrie.

El mensaje, de trece minutos de duración y con el que el jefe del Estado pretendía calmar la crisis de las últimas semanas por las protestas del movimiento de los "chalecos amarillos", fue emitido por varias cadenas en directo y dio la mayor audiencia televisada a un discurso presidencial desde 2006.

Los datos de Médiamétrie lo sitúan por delante de la intervención del anterior presidente francés, François Hollande, la noche del atentado yihadista contra el semanario "Charlie Hebdo", en enero de 2015, que fue seguida por 22.4 millones de personas.

Macron ha sido el principal objeto de las críticas de los "chalecos amarillos", al que reprochan, entre otras cosas, ser el "presidente de los ricos" por decisiones como la supresión del impuesto sobre la fortuna.

Para apaciguar la tensión, que ha marcado cuatro sábados de disturbios con violencia y actos vandálicos, Macron decretó el "estado de emergencia económico y social" y anunció un aumento del salario mínimo en 2019 y rebajas en impuestos y cotizaciones sociales.

Sin embargo, varios sondeos muestran hoy que la intervención del jefe del Estado no consiguió convencer a seis de cada diez ciudadanos, aunque sus propuestas concretas sí son respaldadas de forma mayoritaria.