El Sinacta buscó a las autoridades aeronáuticas, sin tener resultados. Foto: Tomada de Internet
El Sinacta buscó a las autoridades aeronáuticas, sin tener resultados

Con la entrada en operación del rediseño del espacio aéreo, el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (Sinacta) advirtió que aumentó el riesgo de accidentes en los vuelos desde y hacia la Ciudad de México, pues las maniobras se han vuelto más complicadas.

En entrevista con El Financiero, José Alfredo Covarrubias, secretario general del Sinacta, calificó de “malo” al nuevo esquema de rutas aéreas en el centro del país e indicó que se han presentado situaciones que suponen un mayor riesgo.

Agregó que, al inicio del rediseño, ocurrió que dos aviones viajaban en direcciones encontradas, de frente a la misma altitud, con el riesgo de colisionar, y los controladores no pudieron dar indicaciones a los pilotos porque no tenían la información de coordenadas correctas.

Las aeronaves tuvieron que hacer una maniobra evasiva ante los avisos sistema de alerta en los aviones TCAS, que se activa ante el riesgo de colisión con otro avión.

“Todo el rediseño del espacio aéreo puede poner en riesgo (...) pero el controlador su función es que no pasen accidentes, tiene que estar vigilante, le exige mayor atención sobre el radar para evitar accidentes, pero ya hubo reportes de que un par de aviones tuvieron que hacer maniobra evasiva”, relató.

Detalló que Servicios a la Navegación Aérea en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) oculta los reportes de posibles accidentes, atentando contra la seguridad de las operaciones y complicando las maniobras para los controladores.

El Sinacta denunció que las verificaciones en simulador de tránsito aéreo, necesarias para echar a andar el rediseño del espacio aéreo, no se realizaron porque el simulador estaba descompuesto.

El sindicato, que agrupa a 500 de los mil 100 controladores en el país, ha intentado acercarse a las autoridades aeronáuticas, pero no ha tenido ninguna respuesta.

Covarrubias dijo que las autoridades como Seneam y la Agencia Federal de Aviación Civil buscan quedar bien con el presidente, específicamente con todo lo relacionado con el aeropuerto de Santa Lucía.

“Nosotros estamos interesados en que funcione esto, en que la seguridad mantenga los estándares esperados”, dijo.