Lisa Montgomery fue declarada culpable de matar a Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, embarazada, en una ciudad del noroeste de Missouri en diciembre de 2004. Foto: Tomada de Internet
Lisa Montgomery fue declarada culpable de matar a Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, embarazada, en una ciudad del noroeste de Missouri en diciembre de 2004

Han pasado casi 70 años desde que Estados Unidos ejecutó a una mujer.

La administración Trump ejecutó el miércoles por la mañana a Lisa M. Montgomery, la única mujer en el corredor de la muerte federal, cuya muerte marcó la primera ejecución federal de una mujer en casi 70 años.

Montgomery, de 52 años, fue condenada a muerte por asesinar a una mujer embarazada en 2004 y secuestrar al feto, a quien afirmó como suyo. En súplicas para salvar su vida, los partidarios de la Sra. Montgomery argumentaron que una historia de trauma y abuso sexual que estropeó su vida contribuyó a las circunstancias que llevaron al crimen. Su caso, inusual en parte porque muy pocas mujeres son condenadas a muerte, encendió el debate sobre el papel del trauma pasado de los delincuentes en la sentencia penal.

A pesar de una serie de órdenes judiciales que bloquearon brevemente su ejecución, fue declarada muerta a la 1:31 am en el complejo penitenciario federal en Terre Haute, Indiana, dijo la Oficina de Prisiones en un comunicado. Su muerte, por inyección letal, es la undécima ejecución desde que la administración Trump reanudó el uso de la pena capital federal en julio después de una pausa de 17 años.

Bonnie Brown Heady la última mujer ejecutada hace 70 años 

Bonnie Brown Heady fue ejecutada en una cámara de gas el 18 de diciembre de 1953 después de declararse culpable de su papel en el secuestro y asesinato de Bobby Greenlease , el hijo de 6 años de un comerciante de automóviles multimillonario en Kansas City. Misuri. 

Su co-conspirador, Carl Hall, quien según la policía disparó contra el niño, también fue ejecutado. 

Sesenta y siete años después, el gobierno federal ejecutó a otra mujer.