Los documentos revelan que las agresiones contra el Ejército en Nayarit disminuyeron 73 por ciento con respecto al sexenio de Felipe Calderón. CUARTOSCURO
En el sexenio de EPN la Sedena sólo registró 8 conflictos con grupos delictivos en la entidad

CDMX.- Durante los seis años que Salvador Cienfuegos fue titular de la Sedena (2012-2018), el Ejército registró menos de 0.5 por ciento de sus conflictos con grupos delictivos en el estado de Nayarit, entidad federativa donde operaba el grupo criminal del “H2” que, según las autoridades de Estados Unidos, era protegido por el general.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportaron haber sido víctimas de agresiones en mil 688 ocasiones, aunque sólo ocho de éstas se registraron en Nayarit.

Según la solicitud de información 0000700299619, enviada por un ciudadano, el Ejército realizó sus actividades con relativa calma en Nayarit, ya que sólo reportó tres agresiones en su contra en 2013 y otras cinco entre 2017 y 2018, es decir, al menos por tres años (2014, 2015 y 2016) los militares no sufrieron ataques.

Los mismos documentos de la Sedena revelan que las agresiones contra el Ejército en Nayarit disminuyeron 73 por ciento en el sexenio de Peña Nieto respecto al de Felipe Calderón.

La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) detuvo el jueves por la noche a Cienfuegos Zepeda, a quien se le acusa por narcotráfico y “lavado” de dinero. El general fue enviado al Metropolitan Detention Center mientras su proceso legal avanza.

Luego de interceptar miles de conversaciones telefónicas, las autoridades estadounidenses consiguieron indicios respecto a que el exsecretario, a cambio de sobornos, se aseguró de que no hubiera operaciones militares en contra del Cártel del “H2”; en cambio, inició operativos militares contra las organizaciones rivales de esa banda, localizó transporte marítimo para traficar drogas y ayudó a que el “H2” extendiera su dominio en Sinaloa.

Los delitos que se le imputan al general habrían ocurrido de 2015 a 2017, periodo en el que los militares reportaron dos agresiones en Nayarit en el penúltimo año de gobierno de Peña Nieto.

Mientras en Nayarit, las Fuerzas Armadas se mantuvieron alejadas de agresiones, la lucha contra el narco se concentró principalmente en Tamaulipas, donde los militares padecieron 982 ataques entre 2013 y 2018. Guerrero fue la segunda entidad donde el Ejército sufrió más agresiones, con 140 casos; le sigue Michoacán, con 108.