Consideró que para que se recupere dependerá de las lluvias que se registren en los siguientes meses, considerados como los de mayor precipitación. ARCHIVO
En estos momentos todas las presas se encuentran muy por debajo de su nivel, en el caso de la Amistad, ubicada en el municipio de Acuña, es fuente principal para el consumo humano y para los sistemas de riego

Piedras Negras.- Una de las problemáticas por la que atraviesa gran parte del país es el de la sequía donde se tiene el registro de estados que padecen de este fenómeno a un nivel extremo, siendo que en Coahuila no se ha llegado a esta condición, pero el campo, el ecosistema y las presas vienen padeciendo de los estragos que arroja la falta de lluvias.

Eglantina Canales Gutiérrez, secretaria del Medio Ambiente de Coahuila, detalló que prácticamente los estados de Chiapas y Tabasco se han salvado de este fenómeno, esto debido a que las condiciones que imperan en sus regiones son propicias para generar lluvia.

Caso contrario se tiene en la frontera con Estados Unidos que abarcan los estados de Chihuahua y Sonora donde se tiene una sequía extrema, en el caso concreto de Coahuila se califica como nivel medio ya que afortunadamente se han tenido lluvias lo cual no es suficiente para recuperar los daños ocasionados durante el tiempo que no se presentaron las precipitaciones.

En estos momentos todas las presas se encuentran muy por debajo de su nivel, en el caso de la Amistad, ubicada en el municipio de Acuña, es fuente principal para el consumo humano y para los sistemas de riego, aguas abajo del rio Bravo.

Consideró que para que se recupere dependerá de las lluvias que se registren en los siguientes meses, considerados como los de mayor precipitación, aunado a la temporada de huracanes que entran por el golfo.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de México, el noroeste y el noreste han pasado recientemente de una sequía severa a una extrema. Los analistas agrícolas proyectan que algunos cultivos sufrirán, como el maíz blanco en Sinaloa (el mayor productor de maíz de México).

Desde el 1 de octubre de 2020 hasta el 18 de abril de 2021 (durante la temporada seca), el servicio meteorológico informó que el país experimentó alrededor de un 20 por ciento menos de precipitaciones de lo normal.