Foto: AP
Mónica Ramírez Cano elaboró el perfil criminal de El Chapo cuando estuvo detenido en la Ciudad de México en enero de 2016

Joaquín “El Chapo” Guzmán, ex líder del Cártel de Sinaloa, aseguró estar a favor de la legalización de mariguana para evitar que las personas relacionadas a su siembra vayan a prisión.

Así lo aseguró la criminóloga Mónica Ramírez Cano, quien elaboró su perfil criminal cuando el capo estuvo detenido en la Ciudad de México en enero de 2016.

De acuerdo con la especialista, en aquel entonces El Chapo ya se mostraba cansado, aunque es un hombre manipulador al que no le importa mentir o trasgredir la ley para lograr sus objetivos.

Durante una de las entrevistas le comentó que no le gusta apostar, no se drogaba y aseguró que dejó de beber para dedicarse al cien en su negocio, aunque este sea ilegal.

Explicó que incursionó en el narcotráfico por necesidad, y dijo que nunca estuvo de acuerdo con el secuestro, ya que es el peor delito que existe.

El capo reconoció tener aproximadamente 23 hijos reconocidos, algunos dentro de matrimonios consolidados: “Yo soy un padre de familia que se hace cargo de su familia y de las necesidades de su familia”, comentó a la criminóloga.

En mayo de 2008, la muerte de su hijo Édgar Guzmán López fue uno de los hechos más doloroso de su vida, “Ese es un episodio que él recuerda como el más doloroso”, dice Mónica Ramírez.

Por otra parte, Joaquín Guzmán dijo confiar plenamente en Dámaso López alias “El Licenciado”, quien fue pieza clave en su fuga de Puente Grande, Jalisco, en 2001.

Por último, la especialista comentó que El Chapo se arrepiente de muchas decisiones equivocadas que tomó pero él reconoce que las tuvo que realizar.

Actualmente, Guzmán enfrenta un juicio por narcotráfico en Nueva York.